ADVIERTEN QUE CRECIÓ MUCHO LA INFORMALIDAD EN PYMES POR ALTOS COSTOS FINANCIEROS Y FUERTE PRESIÓN IMPOSITIVA

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, advirtió hoy que existe un “crecimiento desmedido del mercado informal” en la actividad de las pequeñas y medianas empresas, por el “efecto nocivo de las altas tasas de interés y una presión fiscal récord”.

“Creció en forma impactante la cantidad de transacciones no registradas, porque los costos financieros obligaron a muchas empresas a realizar negocios sólo en efectivo para evitar remarcar precios y no tener que cambiar cheques que generan pérdidas que están fuera de la lógica”, lamentó Rosato.

En un comunicado, el dirigente alertó que la decisión de “muchas pymes” de operar parte de su producción por fuera de la formalidad, “genera importantes pérdidas al Fisco y pone en condición de debilidad competitiva a las empresas registradas, que diariamente se enfrentan a pagar todas obligaciones porque son parte de un sistema”.

Para Rosato, la informalidad es consecuencia de “los problemas que provocó la crisis a partir de la recesión, con un achicamiento letal del consumo interno, los mayores costos fijos por subas de los precios energéticos y una devaluación que distorsionó el mercado de insumos”.

“La falta de financiamiento y la fuerte presión impositiva se conjugaron para llevar a las pymes a una decisión dolorosa: informalizarse. Nadie que llegó a una situación de reconocimiento dentro del círculo virtuoso de la economía quiere abandonar esa situación. Pero la única forma de evitar aumentos y poder recomprar insumos sin la incertidumbre de los precios es con dinero en efectivo, porque los bancos se quedan con los mínimos márgenes de rentabilidad con el que se opera en la actualidad”, se quejó el empresario.

Y añadió: “los mecanismos de la política económica obligan y potencian el mercado en negro. Como las tasas de interés son altas, y el cambio de cheques es costoso, productores y comerciantes se van del mercado formal para operar todo en efectivo por la pérdida de competitividad que se genera en el sector de las finanzas”.

Un cálculo que realizó el IPA reflejó que la informalidad beneficia al productor con una reducción promedio del 20% en los precios de sus productos.