Alertan que algunas estaciones de servicios dejarían de vender nafta con tarjeta de crédito

La Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra) reafirmó hoy que algunas estaciones de servicio podrían dejar de financiar el pago de la nafta con tarjetas de crédito a partir de enero, por las comisiones a los expendedores y el poco margen de ganancia en las ventas.

“Hay estaciones de servicio que no quieren cobrar más con tarjetas de crédito porque la comisión, que es del 1,25 %, es baja y se paga recién a los 18 días hábiles”, explicó una fuente de la Federación al ser consultada por Télam.

La entidad agregó que, entre los reclamos de los estacioneros aparece la demora en el pago ya que con los últimos aumentos esos 18 días hábiles “complicaron mucho” el margen de ganancias, porque a la hora de cobrar por esa venta, recibían los valores previos a la actualización de precios.

Por otro lado, la fuente de la Federación que el jueves decidirá sus nuevas autoridades, consideró que no todas las estaciones de combustible se sumarían a esa medida ya que “las estaciones de YPF tienen convenio con la tarjeta Visa que lo acreditan en 48 horas en lugar de los 18 días hábiles”, y también quedarían afuera los locales que pertenecen en forma directa a las petroleras.

También reconoció que alrededor del 60% de las ventas son abonadas con tarjetas de crédito, con lo cual, sería complicado aplicar la medida en su totalidad. “Vender sin tarjeta de crédito es muy difícil”, subrayó.

En esa línea, la ex titular de la Fecra, Rosario Sica, alertó también hoy sobre el pago del combustible con tarjeta de crédito. “La rentabilidad nuestra es magra, siempre lo ha sido. La cantidad de estaciones de servicio van cerrando para cambiar de rubro porque no son rentables”, dijo Sica en declaraciones a Radio Provincia.

“Desde el 1 de enero se cortarían (el pago con tarjetas) pero no sé si se va a llevar a cabo en su totalidad.
Probablemente seguiremos con la libertad de quienes puedan soportar el pago, depende del monto de venta, para aguantar una financiación”, especificó Sica.

En el mismo sentido, explicó: “Depende de la estación, algunas no pueden soportar la financiación. Habría que pedirle al gobierno una diferencia en la alícuota que le cobran en las estaciones de servicios. Hay zonas que están muy resentidas por el poder económico”.