Alicia Kirchner descartó el “plan serio” que le pide el Gobierno si consiste en “echar gente”

“¿Cuál es el plan serio? ¿Echar gente? No lo voy a hacer”, afirmó Alicia Kirchner en declaraciones a LU 14 Radio Provincia y subrayó que “la provincia, lo que necesita es que las represas estén funcionando” y que “los reembolsos (a las exportaciones por puertos patagónicos) vuelva a recibirlos la provincia, ya que significan en el año 345 millones de pesos”.

Kirchner explicó que “las represas permiten 5.000 empleos y mueven la actividad económica”, mientras que “hoy todo está sujeto a los ingresos de los empleados públicos, ellos son los que mueven la economía en la provincia. Eso pasa porque están bajando las regalías petroleras. Todo está bajando en la economía, no solamente en Santa Cruz sino en todo el país”, detalló.

La gobernadora respondió de este modo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quién afirmó que el Gobierno brindará “colaboración” a Santa Cruz para afrontar la crisis financiera “si hay un plan serio” por parte de la provincia “para que acompañen el esfuerzo a nivel nacional para poder ordenar las cuentas públicas” y reiteró que la administración de Alicia Kirchner “se tiene que hacer cargo de esta situación porque la gente la está pasando muy mal”.

La mandataria por su parte insistió en que no pondrá “a la gente como variable de ajuste” y recordó haber hablado en muchas oportunidades con Frigerio y entregrado en marzo de 2016 todos los números sobre la situación de la provincia “no sólo a Frigerio, sino también a Prat Gay y a todo el equipo de Interior”.

“Siempre mostré los números tal cual son”, afirmó la gobernadora y precisó que la provincia tiene 54.301 empleados públicos entre activos y pasivos, más 20.000 municipales, totalizando 86.000 sueldos, contando los dobles cargos docentes.

“Con esto se sostiene la actividad económica de Santa Cruz porque el resto de las actividades son muy primarias en su desarrollo, ustedes saben que la Patagonia en su conjunto fue por años olvidada”, afikrmó.

Kirchner advirtió en otro tramo de la entrevista con la emisora provincial que “a partir de la llegada de Néstor (Kirchner) a la presidencia” la situación se modificó ya que “nosotros no teníamos caminos, no teníamos rutas, no teníamos energía; hay que seguir desarrollando la región porque fueron años de abandono para contrarrestar, y la verdad es que a veces con una mentalidad centralista no se entiende la realidad de la Patagonia”.

La gobernadora asdvirtió además que algunos funcionarios “parecen no tener una mirada federal y no comprenden la situación provincial”, ratificó la voluntad de diálogo de su administración con el Gobierno nacional e insistió en que para superar la crisis “es fundamental que se reactive la actividad económica”.