ANALISTAS ADVIERTEN QUE LA RELACIÓN DE LA ARGENTINA CON BRASIL PODRÍA QUEDAR “RELEGADA”

Los expertos aseguraron que la gestión del dirigente nacionalista “mejorará la calidad de vida de la clase media” de su país y podría afianzar su economía, pero “va a debilitar al Mercosur”.

“El objetivo de Bolsonaro consiste en aumentar la productividad un 20% en cuatro años, por lo que va a poner en práctica un ejercicio sistemático de apertura de la economía brasileña, que es una de las más cerradas del mundo”, explicó a NA Jorge Castro, presidente del Instituto de Planeamiento Estratégico (IPE).

En su visión, este es “un giro de 180 grados en la política de inserción mundial” del país vecino que “afectará a la región y va a tener consecuencias mundiales”.

“Brasil va a comenzar a transformarse en una de los principales potencias globales, que actualmente no lo es”, agregó Castro.

Por su parte, Raúl Timerman, director del Grupo de Opinión Pública, señaló que “la victoria de Bolsonaro fue la reacción del pueblo brasileño ante una situación de hastío respecto a lo que se puede considerar como la política tradicional, lo mismo que pasó con Donald Trump en Estados Unidos y similar a lo que ocurrió previamente Emmanuel Macron en Francia”.

Para el analista político, el futuro presidente del país vecino “va a llevar a una política nacionalista que va a generar empleo y mejorar la calidad de vida de la clase media, pero va a debilitar al Mercosur”.

“El progresismo está asustado, pero siempre lo estuvo. El progresismo va por un camino y la sociedad está preocupada por otras cosas, por la inseguridad, por el bienestar”, señaló a la agencia Noticias Argentinas.

De acuerdo con Timerman, “Brasil empieza un proceso desconocido hasta el momento” y, seguramente, “la Argentina va a quedar relegada de sus prioridades”.

“En la semana anterior en la que Bolsonaro ganó la primera vuelta, su país recibió más inversiones que Mauricio Macri en todo el año pasado”, resaltó.

Por último, el analista consideró que “cualquier acuerdo” comercial que llegue a firmar el Mercosur con algún otro bloque o nación “va a ser el que Brasil quiera, porque ellos son el socio fuerte”.

Por su parte, la doctora en relaciones internacionales de la Universidad Nacional de Rosario Gisela Pereyra Doval, sostuvo también que el escenario implicará un debilitamiento del Mercosur pero que la asunción del futuro presidente brasileño “no va a afectar demasiado la relación con Buenos Aires, que también dio un semi giro a la derecha”.

En este sentido, consideró que “puede haber un acuerdo geopolitico” con la Argentina, “más que nada liberal en el plano comercial” y que “la reactivación económica de Brasil nos puede beneficiar mucho también, porque es el principal destino de nuestros productos”.