ANTE «DIMENSIÓN CASI EXPLOSIVA» DE LA SUBA DE CONTAGIOS, LA PROVINCIA AUMENTÓ LAS RESTRICCIONES

Ante la «dimensión casi explosiva» de la suba de contagios de coronavirus y el «serio riesgo» de que se afecte la capacidad de respuesta del sistema sanitario, el Gobierno bonaerense anunció que a partir de mañana aumentarán las restricciones.

«Queríamos transmitir la enorme preocupación, la gran preocupación, por la dimensión casi explosiva que está teniendo en estos momentos la confirmación de nuevos casos en una situación que no habíamos visto hasta ahora», sostuvo el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán.

Al encabezar el informe epidemiológico, el titular de la cartera sanitaria de Buenos Aires remarcó que «hay un aumento muy fuerte de casos y empieza a impactar fuertemente en todo el sistema».

«La velocidad pone en serio riesgo la respuesta de capacidad del sistema de salud: puede hacer entrar en crisis el sistema de diagnóstico y el de seguimiento», alertó.

Y añadió: «Necesitamos un altísimo compromiso de la ciudadanía para cumplir los protocolos y cuidarse».

Al exponer sobre la situación de la Provincia ante la pandemia de coronavirus, Gollán indicó que «la Ciudad se está elevando a un ritmo muy elevado y eso termina impactando en el primer cordón, el segundo cordón».

«Si esto es sin la cepa Manaos circulando, imagínense si se instalan estas cepas que tienen una velocidad de contagio mayor. Estamos ante un escenario complicado», advirtió el ministro provincial, quien afirmó que se trata de una «curva ascendente explosiva, casi vertical».

En lo que respecta a la ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva, indicó que en la zona bonaerense del AMBA ese indicador está en 61,23 por ciento y en el Interior, en 38,16 por ciento.

«Es preocupante cómo empieza a impactar la cantidad de casos en el sistema sanitario. Esto se puede volatilizar rápidamente si no tomamos consciencia. Hubiese sido preferible que la segunda ola, que iba a ser imposible de evitar con el frío, que este comienzo de segunda ola ocurriera en uno o dos meses», manifestó.

Además, Gollán pidió a los vacunados que «se cuiden mucho durante las tres semanas posteriores a la vacunación, porque todavía no tienen anticuerpos» y expresó que «sería una picardía enorme» que se produzcan contagios en recién vacunados, aunque contó que ya se registraron casos en ese sentido.

«Está en nosotros lograr que este invierno sea un invierno diferente. Vamos a tener más casos en esta segunda ola, pero está en nuestras manos que la mortalidad y la internación bajen. Redoblen los esfuerzos en esta etapa que podría ser la final: está en nuestras manos», finalizó.

Tras el informe epidemiológico, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, anunció que «va a haber algunas restricciones adicionales para los distritos que están en Fase 4»: desde este miércoles «se suspenden todas las actividades en el horario entre 2:00 y 6:00» y explicó que la medida se refiere a rubros recreativos, comerciales y servicios no esenciales.

También indicó que «todas las reuniones de tipo social se limitan hasta 10 personas», cuando venía siendo hasta 20 la capacidad.

Finalmente, Bianco señaló que se evalúa ampliar las restricciones en los distritos que bajen a Fase 3.

«Estamos trabajando en la revisión de las actividades de la Fase 3. Creemos que si continúa el aumento de casos a este ritmo, más temprano que tarde vamos a tener que restablecer la Fase 3 con algunas restricciones adicionales. Estamos trabajando en analizar cuáles serían las restricciones, procurando mantener la producción, el empleo, pero priorizando la salud y la vida de los bonaerenses», manifestó.

Actualmente hay 110 municipios en Fase 4 y 25 en Fase 5: el pasado lunes Carmen de Areco y San Cayetano bajaron una fase y Rauch subió a la situación con menor cantidad de restricciones.

El ministro coordinador también remarcó que la presencialidad en las clases se mantendrá por el momento, ya que no se evidenció que las aulas sean espacio de contagios.