APDH de Neuquén propuso la creación de un “espacio de la memoria” en el predio que ocupa actualmente la Unidad 9

La Asamblea por los Derechos Humanos (APDH) de Neuquén propuso la creación de un “espacio de la memoria” en el predio que ocupa actualmente la Unidad 9 del Servicio Penitenciario Federal, en el marco de la consulta pública lanzada por el gobierno de la provincia para definir el destino de la cárcel federal.

Mediante un acuerdo firmado entre el gobernador Omar Gutiérrez y el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, vecinos, instituciones académicas y organizaciones de derechos humanos podrán presentar propuestas para la utilización del predio, que cuenta con una superficie de 4,5 hectáreas, será transferida a la provincia y demolida para dar paso a un “pulmón verde” en el centro de la capital.

“Proponemos que en algún recinto que se salvará de la demolición se cree un espacio de la memoria de lo que ha significado la U9 para la sociedad y para la historia neuquina”, indicó la dirigente de la APDH, Noemí Labrune.

En ese marco, recordó que “desde su creación, el penal fue el lugar donde se mandaba a la disidencia política, donde fue reprimido y alojado todo aquel militante que había puesto manos a la obra y que quería construir una democracia”.

“Por esta cárcel pasaron aquellos inmigrantes que nos traían ideas libertarias, los réprobos de la década infame, la resistencia peronista, los ferroviarios del Plan Conintes, los presos del Cordobazo y, por últimos, los presos de la dictadura”, enumeró.

Actualmente en el acceso central de la unidad, hay colocado un señalamiento realizado en el marco del Plan Nacional de Sitios de Memoria, en recuerdo a los detenidos durante la última dictadura cívico militar que fueron alojados en esa unidad.