ASAMBLEAS DE BASE. POR UN PARO GENERAL EN LA TELEVISIÓN

Con la extensión de la conciliación obligatoria, dictada por el Ministerio de Trabajo por 5 días hábiles más, este jueves la directiva del gremio convocó a los trabajadores de televisión a manifestarnos desde las 16:30 hs, a la puerta de las sucursales de las tres empresas más fuertes del ramo (Cablevisión, DirecTv y Telecentro).
Desde la Naranja de Televisión nos sumamos e invitamos a todos los compañeros a participar masivamente de esta jornada para imponer el 42% y los $11.500 en un pago.

Entendemos que luego de más de dos meses de negociaciones, la predisposición a la lucha por la defensa del salario quedó más que demostrada en la gran movilización a las puertas de la ATVC y del Ministerio.
No es para menos. La dilación en las negociaciones ha hecho crecer la bronca entre los trabajadores de TV que tenemos los salarios estancados desde el 2015. El propio gobierno reconoce una inflación interanual que al mes de Julio se encontraba en el 47,2%; con aumentos del 400% de las tarifas de servicios públicos como el gas, la luz y el agua, los sueldos han quedado por el piso.

VAMOS POR EL 42% Y UN PARO GENERAL

Desde la Naranja de Televisión insistimos en que la consigna de la convocatoria impuesta por la directiva del gremio tiene sus límites. El… “Vamos por el 42%” mutó en una formulación abstracta de “Por un salario digno”, diluyendo el 42% en una cifra desconocida.

Por otra parte, mientras se acerca el mes de Septiembre y vence el acuerdo con la cámara patronal de los canales de aire y productoras, colocando el punto de unificación de la paritaria sobre la mesa, la directiva insiste en mantener separados los reclamos. La jornada del 11 de agosto presenta esas dificultades, al concentrar el reclamo solo en las cableras y no desarrollar asambleas en el convenio 131 y Capit, perdiendo la oportunidad de una deliberación en torno a la paritaria y los pasos a seguir de conjunto.
El atraso salarial solo puede ser revertido sumando a la totalidad de los trabajadores de televisión a un plan de lucha que contemple el paro nacional de toda la actividad para el 18 de agosto, día que finaliza la conciliación.
Con prácticamente todas las categorías de la rama por debajo de valor de la canasta familiar – hoy en $22.500 – y con las categorías más bajas e intermedias en salarios de ‘subsistencia’, esta paritaria debe ser defendida con uñas y dientes.

Desde nuestra agrupación llamamos a impulsar asambleas de base en todo el gremio que refrenden un plan de lucha que reclame como mínimo el porcentaje inflacionario (47%), estableciendo en el acuerdo una cláusula de indexación automática, la unificación de los convenios de televisión y que las empresas absorban las retenciones del impuesto al salario. Que las categorías más bajas cubran el costo de la canasta familiar hoy en $22.500.

Este debe ser el planteo que presida un plan de lucha nacional y que coloque un paro en toda la actividad este 18 de agosto cuando vence la conciliación obligatoria.