ASUME ALBERTO FERNÁNDEZ Y EL JUEVES YA TIENE UNA CUENTA PARA PAGAR: US$ 430 MILLONES DE DEUDA

Casi sin tiempo para acomodarse la banda presidencial, Alberto Fernández asumirá hoy al frente del Gobierno nacional y, menos de 48 horas después, deberá decidir si hacer frente a un vencimiento de deuda por US$ 430 millones.

Es una obligación que vence este jueves, y Fernández deberá decidir si la cancela con reservas o la incluye, otra vez, en el reperfilamiento de deuda.

A lo largo de diciembre, los vencimientos que la gestión Fernández deberá afrontar suman $ 50.000 millones y US$ 1.200 millones.

En el Banco Central, Guido Sandleris y Miguel Pesce se reunieron a solas para desgranar tres datos clave: el nivel de reservas, la cotización del dólar y el stock de las Leliq.

Junto con Sandleris dejarán las vicepresidencias del Banco Gustavo Cañonero y Verónica Rappoport.

En cambio seguirían en sus cargos los integrantes del directorio de la entidad Francisco Gismondi, Enrique Szewach y Fabián Zampone.

Pero respecto del inminente vencimiento de deuda, el último dato de reservas brutas las ubica en US$ 43.795 millones.

Pero esa no es la cantidad de fondos a la que podrá echar mano el nuevo Gobierno: las de libre disponibilidad rozan los US$ 13.000 millones.

Otro dato que analizaron Sandleris y Pesce: el stock de letras Leliq que heredará la nueva administración, y que ronda los $ 700.000 millones, un 20% por debajo de los más de un billón de un mes atrás.

Los US$ 430 millones que vencen este jueves corresponden a Letras del Tesoro en moneda local y extranjera que habían sido «reperfilados» por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, a poco de asumir.