Aunque creció el empleo en todo el país, en Río sufrió una baja

El estado de Río de Janeiro registró un resultado negativo de 9.320 puestos de trabajo menos durante el mes de julio. Fue el que más despidió en el conjunto de la federación. A continuación quedan Espíritu Santo, que cerró 1.841 vagas, y Mato Grosso do Sul, 1.827.

Según los datos del Ministerio de Trabajo Brasil en todo el país se abrieron 35.900 plazas formales de trabajo en julio

Del total de 28 sectores y subsectores de la economía, en Río, en 18 de ellos los despidos superaron las contrataciones. Las ramas que más despidieron fueron construcción civil, con saldo negativo de 4.660 puestos, y servicios, que cerró 4.068 plazas. En este caso, el campeón de cortes fue el subsecretario de hoteles y restaurantes, que eliminó 1.732 puestos, y enseñanza, otros 1.480.