BOCA RECUPERÓ MÁS JUGADORES Y ENTRENÓ PENSANDO EN LIBERTAD

 Boca empezó a dejar atrás el dolor de cabeza producido por el brote de coronavirus que afectó a su plantel y hoy pudo realizar una práctica con 28 jugadores, pensando en el partido del próximo jueves frente a Libertad de Paraguay por la Copa Libertadores.

Los futbolistas que se recuperaron del COVID-19 y aquellos que siempre dieron negativo entrenaron en Ezeiza, donde realizaron trabajos de fútbol reducido y de puesta a punto.

Mañana serán sometidos a nuevos hisopados para cumplir con el protocolo establecido por la Conmebol de cara a la reanudación de sus competencias.

Si bien el entrenador Miguel Ángel Russo sigue sin participar de los trabajos con los jugadores, mañana podría dar el presente en Ezeiza, siempre cumpliendo un estricto protocolo sanitario.

Russo es paciente de riesgo y varios dirigentes boquenses incluso le recomendaron que no viaje a Paraguay con la delegación, algo que podría definirse a último momento.

Pensando en el choque frente al conjunto dirigido por Ramón Díaz, Russo ya sabe que no podrá contar con Ramón «Wanchope» Ábila, que sufrió un desgarro, ni con Sebastián Villa, de quien los dirigentes decidieron prescindir hasta que la justicia se expida sobre la denuncia por violencia de género en su contra.

Luego del partido del jueves, Boca volverá a Buenos Aires y días más tarde viajará a Colombia, donde el 24 de septiembre enfrentará a Independiente Medellín.

En tanto, los últimos dos encuentros del conjunto de la ribera en el Grupo H de La Copa Libertadores serán en la Bombonera, el 29 de septiembre, frente a Libertad, y finalmente el 22 de octubre, cuando recibirá a Caracas.

Con las dos jornadas iniciales del certamen, disputadas antes de la pandemia, Libertad lidera el grupo con 6 puntos, seguido por Boca (4), Caracas (1) e Independiente Medellín (0).