CAOS DE TRÁNSITO EN EL CENTRO PORTEÑO POR MULTITUDINARIA PROTESTA DE MOVIMIENTOS SOCIALES

Una impresionante movilización de organizaciones sociales provocó hoy un gran caos de tránsito en la Ciudad de Buenos Aires, ya que la protesta ocupó varias cuadras de la Avenida 9 de Julio, poco después de haberse anunciado nuevas restricciones debido al fuerte avance de la segunda ola de contagios de coronavirus.

Diversos movimientos llevaron adelante una jornada nacional de lucha con movilizaciones en todo el país, aunque la principal medida de fuerza se dio en el centro porteño.

Miles de manifestantes se acercaron hasta la sede del Ministerio de Desarrollo Social en reclamo de «apertura de los programas de empleo, aumento salarial de emergencia, asistencia alimentaria para comedores».

«La segunda ola de coronavirus ya está haciendo estragos en los sectores populares y nuestros barrios siguen padeciendo las mismas problemáticas: miles de familias viviendo en condiciones de extrema precariedad y hacinamiento; existen grandes dificultades para acceder al agua potable y a los insumos para mantener las condiciones de higiene; y la desocupación, el hambre y la pobreza han escalado a niveles impensables», señaló el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Como parte de la protesta, un grupo de militantes del Polo Obrero cortó también el Puente Pueyrredón, uno de los principales accesos a la Capital Federal, así como también se registraron bloqueos en Puente Saavedra, Constituyentes y General Paz y en el Puente 12.

A horas de que comience a regir el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de nuevas restricciones en el tránsito de las personas ante la segunda ola de coronavirus, las organizaciones sociales salieron a las calles para plantear su agenda de reclamos sin mayor distancia social y en muchas casos sin barbijos ni mayores cuidados.

Por la mañana, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, se había referido a cómo actuará la Ciudad ante las protestas que se realicen una vez que rijan las medidas restrictivas: «Apelamos a la responsabilidad de todos. Estamos en un momento de mucho cuidado. Es un derecho constitucional, pero tenemos que cuidarnos en este momento tan complicado».

«La inmensa mayoría de las manifestaciones no tienen que ver con temas de la Ciudad. Siempre apelamos a la racionalidad, la responsabilidad de entender que hay que evitar las aglomeraciones.

Además de eso, generan obstáculos en el tránsito, problemas a la vida cotidiana», había manifestado en conferencia de prensa.

Al ver el caos provocado por las movilizaciones, el dirigente del PRO tuiteó: «Esta foto de la 9 de Julio atenta contra el Decreto y las medidas del Gobierno Nacional. Tenemos que evitar las aglomeraciones para seguir cuidando el trabajo y la salud de la gente».