CEPA: Evolución del poder adquisitivo de ayudas sociales, jubilaciones y salarios mínimos entre 2001 y 2018

El informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) tiene como objetivo comparar el valor en dólares de los planes sociales en 2001, 2015 y 2018 a la vez que comparar el poder de compra de ese beneficio para dichos momentos. El análisis se realiza en dólares corrientes pero con valores de canasta a cada período, lo cual permite distinguir el poder adquisitivo de las ayudas sociales.

El informe analiza la evolución del costo de una canasta de productos básicos entre 2001 y 2018 con
relación al ingreso de las denominadas ayudas sociales (Plan Trabajar en 2015, Argentina Trabaja y
Ellas Hacen en 2015 y 2018), el salario y la jubilación mínima. Mientras que el incremento de la
canasta, durante el período fue del 35% en pesos de 2018 el monto de la ayuda social se incrementó
solamente 22% medida de la misma manera, lo cual implica una caída sustancial de las ayudas
sociales en término de los alimentos considerados. En 2001 se podía adquirir 5,28 canastas con una
ayuda social y en 2018 sólo 4,77, una disminución del 10%. Este dato contrasta con el 2015 cuando
el poder adquisitivo era de 7,27 canastas.

En relación con las jubilaciones y salarios mínimos, si bien en dólares se encuentran por encima del
valor en 2001, contrastan también con el poder adquisitivo de 2015. Con el salario mínimo se podía
adquirir 7,55 canastas en 2001, 15,62 en 2015 y 9,43 en 2018. Con la jubilación mínima se podía
adquirir 5,66 canasta en 2001, 12,01 en 2015 y 8,04 en 2018.

Evolución del poder adquisitivo de ayudas sociales, jubilaciones y salarios
mínimos entre 2001 y 2018

Para realizar el trabajo se procedió a la comparación considerando el precio en dólares y en pesos
de una canasta básica de alimentos populares en 2001, 2015 y 2018. Los resultados obtenidos
muestran la alta correlación que existe entre el precio de los alimentos en Argentina y la cotización
del dólar, ya que mientras que la inflación de Estados Unidos fue del 40% entre 2001 y 2017, la
canasta alimentaria considerada se incrementó en promedio 35%.