CGT entró en un cuarto intermedio hasta el martes

El consejo directivo de la CGT entró en un cuarto intermedio hasta el martes próximo antes de determinar la convocatoria o no a una huelga general y aseguró que la protesta dependerá de que ese día, durante un nuevo encuentro con los funcionarios, el Ejecutivo ofrezca “respuestas positivas” a un petitorio de cinco puntos.

La conducción nacional de la CGT deliberó hoy durante varias horas en la sede de Azopardo al 800 y emplazó al Ejecutivo a que el martes próximo responda de forma positiva a un petitorio de cinco puntos que presentó hoy en la Casa de Gobierno.

La CGT exigió “una norma concreta que evite los despidos y suspensiones en los sectores público y privado durante seis meses; la reapertura de las paritarias ya cerradas y sin limitaciones -también para las que aún se discuten-; la eliminación del impuesto a las ganancias sobre la cuarta categoría para abonar el aguinaldo; la devolución total y urgente de los fondos de gastos de salud de las obras sociales sindicales y la firma de un compromiso para que no se produzcan cambios en la Ley de Contrato de Trabajo”.

Los voceros gremiales de la central obrera aseguraron esta tarde a Télam que de no mediar una respuesta positiva a esas demandas, el consejo directivo de la CGT deliberará nuevamente desde las 16 del próximo martes para decidir una huelga nacional.

En el encuentro de hoy participaron todos los integrantes de la conducción, quienes informaron respecto de “los temas y alcances de la reunión mantenida esta mañana en Gobierno con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y el Jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo, Ernesto Leguizamón”.

Un comunicado de la central sindical firmado por Jorge Sola, secretario de Prensa y Comunicación, indicó que Dujovne informó hoy sobre “el inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, y sostuvo que el funcionario aseveró que ese convenio “no afectará los intereses de los trabajadores y los derechos de la seguridad social”.

“Dujovne también indicó a la representación gremial los términos del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que el presidente Mauricio Macri firmó respecto del trámite abreviado para homologar un aumento adicional del 5 por ciento para las paritarias cerradas en valores diferentes a la inflación contemplada para este año”, señaló la CGT.

La central obrera denunció “la situación social, económica y laboral de la ciudadanía, acuciada por la inflación, la pérdida de empleo y la caída del poder adquisitivo”.
A partir del petitorio y las gestiones realizadas, la central obrera determinó un cuarto intermedio hasta el martes a “la espera de una respuesta positiva sobre esa agenda”.

El consejo directivo también se solidarizó con los gremios en conflicto como camioneros, alimentación, impositivos, aduaneros y los diversos sindicatos de la Patagonia.
Omar Pérez, reemplazante por camioneros de Pablo Moyano en la secretaría Gremial de la central obrera, había planteado la necesidad de determinar hoy la fecha del paro nacional para conversar el martes desde una posición de fuerza, pero no logró consenso.
La situación social de Chubut fue profundamente debatida por la conducción, que la tomó como ejemplo de “la difícil realidad por la que atraviesan varias provincias”, según señaló Héctor González, secretario general del Sindicato Luz y Fuerza Regional Patagonia.
“La provincia de Chubut está desbordada por el ajuste, no tiene ya recursos y toda la sociedad está movilizada. No hay paritarias, se suceden los cortes de luz en medio de heladas y habrá un crudo invierno. Hay que tomar conciencia de ese sufrimiento”, afirmó.
Otro de los expositores que graficó “la situación desesperante” de la zona austral fue el jefe del gremio de guincheros y grúas móviles e integrante del consejo directivo, Roberto Coria, quien explicó “la angustia y realidad laboral de esos trabajadores portuarios”.
Pérez, de camioneros, aseguró que el sindicato de Hugo y Pablo Moyano paralizará de seguro las tareas durante 24 horas el jueves 14, en tanto Carlos Sueiro, del gremio aduanero, anunció la convocatoria a un plenario de delegados para debatir medidas de fuerza a partir del intento oficial de reducir el salario de los trabajadores del sector.
Todos los voceros gremiales apuestan a una respuesta positiva del gobierno el próximo martes, ya que adelantaron hoy que esa será la fecha definitiva para decidir o no una posible huelga general, que de producirse no contemplará una movilización.