CHINA FIJA EL PRECIO DE EXPORTACIONES DE CARNE VACUNA ARGENTINA A LA BAJA, SEGÚN INFORME DEL MERCADO ROSGAN

 China, posicionado como el gran comprador de carne vacuna argentina, es el responsable de que el precio de las exportaciones haya bajado 800 dólares la tonelada en mayo respecto de abril, según un informe difundido hoy por el mercado Rosgan.

Desde su posición negociadora, el gigante asiático fija el valor del mercado para los cortes vacunos argentinos hasta que se recuperen los destinos de mayor valor para Argentina como Estados Unidos y Europa.

Así lo consignó en un análisis sectorial el Mercado Ganadero Rosgan, al recordar que en 2019 China logró comprar el 75 % de la carne vacuna del país.

«A pesar del mayor volumen exportado, el nivel de facturación en abril dejó cerca de 200 millones de dólares, sólo un 1,2% más que en abril del 2019», sostuvo Rosgan.

Sucede que el valor promedio de la tonelada exportada cayó en el transcurso de un año más de un 14%, pasando de 5.189 dólares la tonelada en abril del 2019 a un promedio de 4.446 dólares en el cuarto mes de este 2020.

«En lo que va del año, el valor promedio de nuestras exportaciones perdió cerca de 1.400 dólares la tonelada, un derrumbe de 24 puntos que marca una caída ininterrumpida por cuarto mes consecutivo», indicó el reporte.

Pero en términos de volumen, «las exportaciones de carne vacuna argentina del mes de abril continúan mostrando una lenta pero constante recuperación», indicó.

Durante abril se reportaron exportaciones de carne enfriada, congelada y procesada por unas 65.500 toneladas equivalente peso carcasa, es decir, 4% más que lo registrado en marzo y un 14,5% por sobre lo exportado durante igual mes del 2019.

«En definitiva, el problema central no pasa tanto por el volumen de ventas, sino por los precios que nuestro principal cliente esta dispuesto a pagar. Sucede que China, ni lerdo ni perezoso, no cesa ni por un instante de negociar», añadió Rosgan.

Y señaló: «Mientras el mundo aún se encuentra lidiando por controlar la pandemia, el gigante asiático parece estar más fortalecido en relación a un año atrás, en plena crisis de abastecimiento a causa de la fiebre porcina»y es un comprador «mucho más racional, estratégico y menos caótico que un año atrás».