CLAUSURARON EL ZOOLÓGICO DE LUJÁN

El Gobierno nacional clausuró esta mañana el Zoológico de Luján, mientras que pidió a la Justicia que investigue denuncias e irregularidades que supuestamente suceden en el establecimiento.

El procedimiento se cumplió en medio de algunos incidentes protagonizados por empleados del lugar, que llegaron a apedrear la camioneta de un antiguo compañero, al cual le adjudicaron haber realizado varias denuncias contra el funcionamiento del lugar.

Finalmente los ánimos se calmaron con la presencia policial y no hubo detenidos.

El operativo fue encabezado por el viceministro de Medio Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, quien aseguró que «las autoridades del zoo incurren en incumplimientos desafiantes» de las normas en cuanto al trato con los animales.

En medio de discusiones con los empleados del lugar que se oponían a la medida, el funcionario sostuvo que la idea es que el zoo se reconvierta en un ecoparque, al igual que otros establecimiento similares.

Federovisky aseguró que en el establecimiento situado en el kilómetro 58 de la Autopista del Oeste no se cumple, entre otros requisitos, con «la información sobre los animales» que se encuentran en el lugar.

El zoo de Luján, conocido por posibilitar el contacto del público con animales , muchos de ellos considerados peligrosos, durante muchos años, permanecía cerrado, en medio de las restricciones por la pandemia del coronavirus.

Un hombre que se identificó como hermano del propietario, aunque se negó a difundir su nombre, aseguró, ante varios periodistas, que Federovisky les pidió 200 mil dólares para no clausurar el parque.

Además, sostuvo que si bien durante varios años se permitió que la gente tome contacto con los animales, esa actividad se prohibió y no se volvió a hacer.

«Como todo lo que funciona en la Argentina, empieza a prohibirse. Acá venían turistas de todo el mundo y después paseaban por Luján», sostuvo.