Comisión Europea elevó su previsión de crecimiento en la eurozona

La Comisión Europea (CE) elevó hoy su previsión de crecimiento en la eurozona a 2,2% en 2017, el mayor aumento en una década, mientras que para el año próximo proyectó 2,1% y, para el conjunto de la Unión Europea, estimó subas de 2,3% y 2,1%, respectivamente.

Las cifras son superiores a las incluidas en las proyecciones de primavera boreal de la CE, cuando Bruselas predijo una suba del producto de 1,9% en la UE para este año y el próximo y de 1,7% y 1,8%, respectivamente, en el caso de la eurozona, informó un comunicado oficial.

“Tras cinco años de recuperación moderada, el crecimiento europeo ahora se aceleró y se ven buenas noticias en muchos frentes, con más puestos de trabajos creados, aumento de la inversión y fortalecimiento de las finanzas públicas”, aseguró el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

Sin embargo, reconoció que los desafíos se mantienen “en forma de altos niveles de deuda y suaves aumentos salariales” y pidió fortalecer la eurozona para hacerla “más resistente a impactos futuros”.

La CE explicó que el aumento del PBI se debe también a un consumo privado resistente, mayor crecimiento económico en todo el mundo y menor incertidumbre.

Todas las economías de la UE crecerán en 2017 y 2018, así como en 2019, año en el que Bruselas espera un incremento de la actividad de 1,9% tanto en la eurozona como en el conjunto de la Unión Europea.

Además, la CE realizó sus previsiones para el conjunto de los veintisiete Estados miembros que permanecerán en la Unión tras la salida del Reino Unido.

En ese escenario, el Ejecutivo comunitario espera incrementos del PBI de 2,4% en 2017, 2,2% en 2018 y 2% en 2019.
Para la eurozona, Bruselas prevé un descenso del déficit público en los próximos años, desde el 1,1 % del PBI de este año al 0,9% el próximo y al 0,8% en 2019, mientras que en la Unión Europea pasará del 1,2 % en 2017 al 1,1 % en 2018 y al 0,9% dentro de dos años.

En la actualidad, sólo España, Francia y el Reino Unido tienen abiertos procedimientos de déficit excesivo, al haber situado el indicador por encima del 3% del producto bruto.

En cuanto a la deuda pública de la zona euro, Bruselas espera que se sitúe en 89,3% del PBI este año, 87,2% en 2018 y 85,2% en 2018.

Para el conjunto de la UE, la Comisión proyecta que la deuda pública representará 83,5% del producto en 2017, 81,6% en 2018 y 79,8% en 2019.

Según Bruselas, la tasa de inflación en la eurozona pasará del 1,5% este año al 1,4% en 2018 y 1,6 % en 2019, mientras que en la Unión Europea será de 1,7% tanto en 2017 como en 2018, mientras que dentro de dos años subirá al 1,8%.

Respecto del desempleo, la eurozona se ubicará en 9,1% a fin de año, en 8,5% en 2018 y en 7,9% en 2019, frente al 7,8%, 7,3% y 7%, respectivamente, para los mismos ejercicios en la Unión Europea.

Entre los riesgos que podrían afectar a la economía, el Ejecutivo comunitario señala cuestiones externas como las tensiones geopolíticas en la península coreana, el ajuste económico en China o la extensión de las políticas proteccionistas.

Dentro de la Unión, Bruselas hace referencia a los resultados de la negociación del “brexit”, una mayor apreciación del euro y tasas de interés a largo plazo más elevadas.