CONFLICTO EN UNA DE LAS PRINCIPALES CADENAS DE ELECTRODOMÉSTICOS POR CIERRE DE MEGALOCAL EN BELGRANO

Por la fuerte alza de los alquileres, la empresa Frávega cerró una sucursal de gran porte ubicada en el barrio porteño de Belgrano, y si bien logró reubicar a casi todos los empleados, se generó un conflicto porque cuatro trabajadores con actividad sindical fueron despedidos.

Al momento de bajar las persianas en forma definitiva al local de avenida Cabildo 1981, autoridades de la firma comunicaron que no podían continuar porque el dueño del local les pedía un precio que no podían pagar para renovar el contrato de alquiler.

Además, los directivos expresaron que afrontan pérdidas por la caída en ventas registrada en los últimos dos años, sin perspectivas de una mejora en el corto plazo, dijeron a la agencia NA trabajadores reubicados.

El subsecretario de Asuntos Internacionales de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys), Mario Amado, dijo que a los despedidos ni siquiera les quieren pagar la indemnización.

Los trabajadores, junto con representantes de otras firmas, realizaron una protesta este miércoles en la avenida Pueyrredón al 400 y luego marcharon hasta la sede central de Frávega, ubicada en Valentín Gómez 2813, en el barrio porteño de Balvanera.

“Si no hallamos respuestas en la sede central de la empresa, nos van a tener en los próximos días protestando en todos los locales que Frávega haya abiertos en los shoppings”, advirtió Amado.