Despedidos de Río Turbio se movilizaron al Congreso

Trabajadores despedidos y suspendidos de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, INTI y Hospital Posadas agrupados en ATE y de empresas privadas como Cresta Roja, entre otros, realizaron ayer por la tarde un acto frente al Congreso, después de marchar por las avenidas 9 de Julio y Congreso.

“La movilización de hoy, en esta semana de acampes y protestas en todo el país, fue en confluencia con movimientos sociales y otras organizaciones que no forman parte de la CTA Autónoma pero con las que estamos en la misma pelea”, dijo a Télam Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE Nacional, convocante de la manifestación.

Como se advirtió en carteles y banderas, junto a la CTA Autónoma y ATE confluyeron partidos de izquierda, movimientos sociales y otras organizaciones sindicales, en una marcha en la que denunciaron represión policial con gas pimienta.

“Durante la represión detuvieron a uno de nuestros compañeros mineros de Río Turbio, Ernesto Uribe, pero ya logramos su libertad” y salió de la Comisaría 4ta de la Policía de la Ciudad, en la calle Tacuarí al 700, donde estaba detenido, informó Godoy.

“Logramos que lo liberaran y ya lo tenemos en la carpa de Plaza Congreso hasta el viernes, cuando los mineros volverán a Santa Cruz para seguir la pelea como en el gran paro patagónico del 5 de abril, del que también participaron otros sindicatos junto a la CTA Autónoma y ATE”, puntualizó.

Esta noche se realizó una movilización por las calles de Río Turbio en repudio a “la represión” a un grupo de mineros durante la mañana en la ciudad de Buenos Aires, en el marco de una convocatoria de la intersindical con actuación en la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

Pasadas las 20,30 inició la marcha desde la Plazoleta “Teniente de Navío Agustín del Castillo” que recorrió las calles céntricas en un trayecto que abarcó unas diez cuadras, con cánticos, bombos y cacerolas, exigiendo la reincorporación de los despedidos y la reactivación del complejo minero.

El secretario general de ATE nacional, Godoy confirmó además que mañana a la mañana darán en la carpa de Congreso una conferencia de prensa sobre Fanazul, la fábrica de explosivos de la localidad bonaerense de Azul.

“Hoy se hizo pública la orden del Ministerio de Producción de desmantelar la fábrica, y vamos a anunciar la instalación de un campamento en la puerta en la planta, porque no vamos a permitir que se desmantele una fuente de trabajo de tanta importancia en Azul y para la industria de defensa nacional”, subrayó.

Además de los mineros, entre otros despedidos o suspendidos de organismos estatales en los que actúa ATE y de empresas como Cresta Roja, la protesta de hoy reunió también a trabajadores de Pepsico, Ferrobaires, Fanazul, Hospital Garrahan y docentes, entre otros.

La manifestación se realizó en el marco de la segunda jornada de la semana de movilizaciones y paros convocada por ATE Nación y la CTA Autónoma, con la carpa “de los trabajadores y trabajadoras que luchan” instalada frente al Congreso.

Acompañaron a los trabajadores y sus sindicatos otras organizaciones sociales y políticas como Barrios de Pie, Partido Obrero, MST y PTS, así como dirigentes, entre ellos Víctor De Gennaro y Myriam Bregman.

En paralelo, un gran número de taxistas con sus vehículos se concentraron sobre la avenida 9 de julio entre avenida de Mayo y Corrientes, ocupando los carriles de Metrobus, y forzando al transporte público a circular por las calles externas de la avenida 9 de Julio, Lima-Cerrito y Bernardo de Irigoyen-Carlos Pellegrini, junto con los autos particulares.

En este caso, encabezaba a los manifestantes el titular del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, para reclamar que se cumpla la orden judicial que suspende la actividad de la compañía de autos de alquiler Uber.