Diputados nacionales consideraron que la muerte del joven mapuche es un “claro homicidio”

Diputados nacionales del Movimiento Evita consideraron hoy que la muerte del joven mapuche Rafael Nahuel, de 21 años, se trató de “un claro homicidio” durante “una represión” y reclamaron la renuncia de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

Así lo hicieron a través de un comunicado de prensa, en el que cuestionaron que, “desde el Gobierno, quieran hacer creer que fue un ‘enfrentamiento’, cuando la persona asesinada estaba de espaldas”.

“Rafael Nahuel fue asesinado, fue un claro homicidio durante la represión ordenada por Patricia Bullrich”, aseguró el comunicado, con la firma del jefe del bloque Peronismo para la Victoria, Leonardo Grosso, quien ayer participó de la marcha realizada en el centro porteño para repudiar lo sucedido en la zona del Lago Mascardi, cerca de la ciudad de Bariloche.

La bancada de los legisladores pertenecientes al Movimiento Evita está integrada por cinco diputados, quienes, en el texto, dijeron coincidir con “muchos diputados y diputadas” que entienden que la ministra “debe dejar el cargo”, y anticipó que impulsarán “un juicio político” en su contra.

Además, como vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos, Grosso convocó a todos los diputados y diputadas a “defender la democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos ante la avanzada represiva de un Gobierno que prefiere apretar el gatillo antes que dialogar y buscar soluciones”.

El sábado último, el joven Rafael Nahuel falleció producto de un disparo en el marco de un hecho que, desde el Ministerio de Seguridad definieron como “un enfrentamiento armado” y que, desde la comunidad mapuche, denuncian como un procedimiento represivo realizado en un predio que, si bien el jueves había sido desalojado, en él permaneció un grupo de mapuches.

Se trata de una zona boscosa y de montaña ubicada a la vera del Lago Mascardi, dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, en la zona cordillerana de la provincia de Río Negro.