DOCENTES BONAERENSES CUESTIONAN A KICILLOF POR POSTERGAR EL PAGO DE UN RETROACTIVO SALARIAL

El secretario general de la Unión de Docentes bonaerenses, Miguel Díaz, cuestionó hoy la decisión del Gobierno provincial de postergar a marzo el pago de un retroactivo salarial de diciembre, y reclamó que ese dinero sea depositado «lo antes posible».

Además, el dirigente advirtió que «es una barbaridad que no haya cláusulas gatillo» en las paritarias, y que a cambio se otorguen sumas fijas.
«Es una barbaridad que no haya cláusula gatillo. Si no hay, vamos a tener que discutir cada tres meses el salario y vamos a pasar el año discutiendo y es un tema que desgasta», señaló Díaz, en declaraciones radiales.

Sobre la postergación del desembolso del retroactivo, el sindicalista explicó que se trata de «un pago de diciembre que se debía hacer ahora y el gobernador (Axel Kicillof) lo pasó para marzo porque no llega con los fondos».

A pesar de esta situación, descartó que su gremio evalúe poner en marcha un paro: «No estamos pensando en medidas de fuerza y que no empiecen las clases».

En este marco, Díaz consideró que «lo mejor que puede hacer el Gobierno, que basó su campaña en los jubilados y docentes, es rescatar a los docentes y dar un aumento sustancial en serio».

«Hemos perdido alrededor de un 16% de poder adquisitivo en los últimos años», apuntó.

No obstante, expresó su apoyo a Kicillof, pero estimó que el mandatario provincial «debe cambiar el modo de incertidumbre que predominó en la gestión de (Mauricio) Macri a un modo de certidumbre».

«El Gobernador debe salir rápido de esta situación», insistió el gremialista.

Por su parte, la secretaria adjunta de SUTEBA, María Laura Torre, indicó: «Salimos a plantear que, entendiendo cómo han dejado la provincia de Buenos Aires, es el salario de los trabajadores».

«Tienen que realizar este pago, que es parte del salario», enfatizó y rechazó las críticas por parte de la oposición por no amenazar con una huelga en

medio de la demora en el pago.
En ese sentido, pidió «no utilizar política barata» y aseguró que los gremios del sector «defienden los derechos de los trabajadores».