Dos personas murieron infartadas en Jacó tras el terremoto de magnitud 6,3

Dos personas murieron infartadas en Jacó tras el terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Richter que sacudió anoche por cuatro minutos la costa del Pacífico central de Costa Rica, informó la prensa local.

Las dos víctimas fatales -una mujer de 55 años y un hombre de edad desconocida- murieron a causa de infartos cardiorrespiratorios, además, varias personas fueron atendidas debido a crisis nerviosas, destacó el diario costarricense La Nación.

En tanto, el Sistema Nacional de Monitoreo de Tsunamis de la Universidad Nacional descartó, por el momento, la posibilidad de un tsunami sobre la margen costarricense del Pacífico, destacó la agencia de noticias Efe.

Según el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) de la Universidad Nacional, el primer sismo fue de 6,5 grados y su epicentro se ubicó 23,9 kilómetros al sureste de Jacó, localidad de la provincia de Puntarenas, con una profundidad de 10 kilómetros.

“En el monitoreo preliminar no se reportan daños relevantes en infraestructura, sólo caída de objetos y problemas eléctricos en el sector de Parrita. Se reportó un cortocircuito en tendidos eléctricos y la explosión de un banco de transformadores en el sector de Palo Seco de Parrita”, indicó Héctor Chávez de bomberos al diario tico Extra.

El sismo, que ocurrió a las 20.28 (23.28, hora en Argentina), se sintió prácticamente en todo el país, aunque el fenómeno estuvo originado por la subducción de las placas terrestres.

Tras el sismo se registraron al menos seis réplicas fuertes de magnitudes que van de 3,1 a 5,2 en la escala de Richter.