Durán Barba sostuvo que “el cristinismo es una religión”

Mauricio Macri es el mandatario de América Latina “de más impacto en el mundo” y con chances “muy favorables” de ganar las próximas elecciones, aseguró el consultor del presidente en una entrevista que publica este domingo el diario Clarín.

Durán Barba se refirió a Cristina Fernández de Kirchner como “una persona con sustancia”, al argumentar que “hay gente que por las razones que fuere está dispuesta a llorar, gritar y patalear” por la ex mandataria “como no está dispuesta a hacerlo por la mayoría de los dirigentes actuales”.

En este sentido, sostuvo que “el cristinismo es una religión” y “no es una opción racional” sini “una religión fanática”
“Por la religión uno puede hacer cualquier disparate”, puntualizó.

“Yo no creo que Mauricio suscite el fanatismo de Cristina”, aseveró al hacer una comparación sobre ambos liderazgos, y lo colocó a Mauricio Macri a la altura de los actuales mandatarios de Francia, Emmanuel Macron, y de Canadá. Justin Trudeau.

El consultor insistió en que Macri “es como Macron y como Trudeau, son los tres dirigentes del futuro en el mundo. No hay otros”.

“Una de las características de los nuevos liderazgos es no eternizarse en el poder. No creer en el partido único, en las verdades únicas. Cristina era una líder antigua buena, Macri es un ejemplo espectacular de líder moderno. A eso va la Humanidad. Personas que se crean los dueños de la verdad no van a existir”, afirmó.

“Macri es, por lejos, el presidente más popular de América latina”, agregó el consultor, quien aseguró que sus números así lo indican.
Durán Barba, que en la entrevista se definió como “un provocador” y sostuvo que los intelectuales (entre los que se incluye) son “bastantes bobos”, prefirió no calificar con un puntaje al Presidente y tampoco hizo números sobre las elecciones de octubre.

“Todo es posible. Aunque yo creo que las condiciones actuales son muy favorables al macrismo”, respondió ante la consulta de si hay posibilidades de que el oficialismo pierda.

“No hay ninguna posibilidad de manejar a la gente. La opinión pública es un monstruo que creció, tomó personalidad propia y hace lo que se le da la gana. Pensar que el Gobierno impone la grieta, no hay ninguna posibilidad”, resumió sobre la polarización entre macrismo y kirchnerismo.

Remarcó que “hay que combatir la corrupción a muerte”, pero sostuvo que “la corrupción de los políticos es la nata de la leche”.
“Acá muchas personas venden kilos de 900 gramos, muchos policías piden una mordida, hay piquetes ridículos. Yo iba a la Universidad Católica hace unos días a dar una charla y había siete personas con moto que interrumpían la 9 de Julio. La Policía los protege. En un país que se desarrolle, ¿eso puede existir? No”, puntualizó.

Consultado sobre si la influencia de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, sobre Mauricio Macri le hace bien o mal, respondió: “supongo que bien. No tengo mucha idea”.

“Los que se toman en broma lo que decimos son los que lograron que tengamos el 30 por ciento de pobres y los que decían que tenemos menos pobres que Alemania”, apuntó Durán Barba.