El Gobierno fueguino consideró «correcto» el operativo de desalojo

El gobierno de Tierra del Fuego calificó de “correcto” el operativo de desalojo del acampe de manifestantes estatales frente a la Casa de Gobierno, ocurrido esta madrugada, y afirmó que el único herido de consideración fue un policía.

“Sufrió traumatismo de cráneo y una herida cortante en la cabeza que debió ser suturada con seis puntos”, señaló el funcionario.

También dijo que un bombero sufrió “una herida cortante en una de sus piernas”.

Las autoridades policiales anunciaron que brindarán una conferencia de prensa para informar el desarrollo y resultado del operativo.

En tanto, los sindicatos estatales insisten en denunciar la existencia de “numerosos heridos” que “en algunos casos no pudieron ser atendidos en el lugar por la falta de una ambulancia y tuvieron que trasladarse por sus propios medios al hospital”, indicó la vocera de la unión de gremios, Elisa Dietrich.

También mencionó que una de las manifestantes sufrió “convulsiones y un ataque de epilepsia, por lo que debió ser internada de urgencia”.

Luego del desalojo, cordones policiales rodearon la Casa de Gobierno fueguina para evitar nuevos acampes, mientras que la totalidad de las estructuras de madera y chapas situadas en el lugar fueron desarmadas y retiradas.

Una de las polémicas sobre el procedimiento se relaciona con el incendio del acampe, que según la policía fue iniciado por los propios manifestantes, poniendo en riesgo la seguridad de los edificios aledaños, mientras que de acuerdo a los gremios fue producido por los propios uniformados.