EL GOBIERNO PORTEÑO AUMENTÓ MÁS DE UN 240% LA ASISTENCIA ALIMENTARIA DURANTE LA PANDEMIA

 En medio de la parálisis forzosa que llegó con la aparición mundial del coronavirus, el Gobierno porteño reforzó la asistencia alimentaria a vecinos que más lo necesitan y eso generó que la misma fuera triplicada durante la cuarentena decretada para intentar frenar el avance del Covid-19.

Según los últimos datos provistos por el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, la ayuda llegó a fin de junio a 353 mil personas en estos más de 100 días de aislamiento social, obligatorio y preventivo.

Antes de la pandemia, unas 102 mil personas recibían alimentos por medio de 471 comedores comunitarios y 16 Centros de Primera Infancia.

«Con las necesidades del nuevo contexto se reforzó la política de seguridad alimentaria y hoy el auxilio alcanza a más de 350 mil personas. Nuestro objetivo en este panorama complejo es que a nadie le falte un plato de comida», afirmó la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, María Migliore.

Durante el primer mes de distanciamiento social obligatorio la cartera que encabeza Migliore implementó las primeras medidas: se aumentaron las raciones en los comedores; se triplicó la ayuda a los niños que asisten a los CPI llegando también a sus familias núcleo o cuidadores (de 12 mil a 36 mil personas); y se implementó un sistema de reparto de alimentos en nuevas bocas de entrega en puntos fijos de los barrios populares más poblados.

Así, el Gobierno porteño pasó de 102 mil a 214 mil personas asistidas, más que duplicando el alcance durante los primeros 30 días de confinamiento.

Al cierre del segundo mes, se reforzaron más las raciones entregadas en los comedores, fundamentalmente los ubicados en las zonas de la Ciudad más vulnerables de las Comunas 1,4, 7, 8 y 9, y también se incrementaron la cantidad alimentos entregados en nuevas bocas, llegando a 263 mil personas.

Durante junio, la demanda continuó creciendo y el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat, a partir de un trabajo territorial exhaustivo junto a referentes barriales, organizaciones sociales y comedores comunitarios, determinó un nuevo aumento para terminar llegando a 353 mil personas en las últimas semanas de cuarentena.

Las nuevas bocas se encuentran ubicadas en 14 barrios y 56 puntos fijos en total.

Además, dentro de estos aumentos se encuentran la asistencia inmediata a más de 4.900 hogares de contactos estrechos de Covid-19 positivo y la demanda de adultos mayores vía 147 (opción 2).

Asimismo, ya se trabaja en una política pública integral pensada en clave productiva y de empleo para la post pandemia.

«Hoy desde el Ministerio estamos trabajando en acompañar esta situación de crisis, y diseñando los planes para reestructurar la política social y plegarla a lo productivo.
Creemos que es posible hacer este camino y que nos convoca a recorrerlo desde el consenso», concluyó Migliore.