EL GOBIERNO REFORZÓ CONTROLES EN LOS INGRESOS AL PAÍS PARA QUE LOS ARGENTINOS CUMPLAN CON LA CUARENTENA

El Gobierno nacional reforzó hoy los controles y advertencias para los argentinos que regresan del extranjero en el contexto de la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19.

En ese marco, la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), dependiente del Ministerio del Interior, dispuso en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, y en todos los ingresos al país, pantallas con información detallada sobre los decretos 260 y 287 firmados por el Presidente de la Nación, que fijan la obligatoriedad de cuarentena para los viajeros y penas para quienes no la cumplan.

En las pantallas de los aeropuertos, puertos y fronteras del país se puede leer el mensaje: «Si volviste de viaje tenés que saber que podés ser portador de COVID-19. Respetá la cuarentena. (Decreto 260 y 287). Es obligatoria. Son 14 días.

No cumplirla es un delito grave. Quedate en casa. Así salvás vidas».

Al respecto, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, señaló que existe «un enorme desafío y la mayor herramienta con la que contamos es la responsabilidad y que cada uno de nosotros cumpla con la ley y las recomendaciones sanitarias».

Y agregó: «La mayoría de los argentinos entendió el mensaje, pero es importante que llegue a todos. Quienes llegaron al país tienen que saber que no hay lugar para las avivadas, que hay que cumplir la cuarentena».

«Y quienes no lo hagan van a afrontar consecuencias ante la ley porque están poniendo en riesgo la salud no sólo de sus compatriotas, sino hasta la de sus propios seres queridos», finalizó.

Por otra parte, el personal de Migraciones controla que los argentinos que ingresan al país completen una declaración jurada y que descarguen en sus dispositivos móviles, sin excepciones, la aplicación denominada Coronavirus Argentina que permite autoevaluar posibles síntomas del COVID-19.

En paralelo el personal de Sanidad de Fronteras, dependiente del Ministerio de Salud, controla la temperatura de los pasajeros en el marco del protocolo que fija, aún para las personas asintomáticas, una cuarentena de 14 días en sus domicilios.

También la DNM remite a diario a todas las jurisdicciones nacionales la información sobre los argentinos que deben cumplir cuarentena obligatoria en las distintas provincias, articulando el trabajo con los gobiernos provinciales.