El índice de desempleo en Brasil es del 12%, aumenta el trabajo informal y el cuentapropismo

El índice de desempleo en Brasil en noviembre fue del 12%, el más bajo del año pero superior al mismo período de 2016, impulsado por el aumento del trabajo informal y de los desocupados convertidos en cuentapropistas o microemprendedores.

Así lo informó el oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadísica (IBGE), que indicó que el 12% de desempleo equivale a 12,6 millones de personas.

En relación al trimestre anterior (junio-agosto), la tasa retrocedió 0,6 punto porcentual pero avanzó respecto de noviembre de 2016, cuando marcó 11,9% de la población económicamente activa sin trabajo.

Para noviembre, es el índice más alto de la medición iniciada en 2012 con esta metodología.

Según el IBGE, en Brasil están ocupadas 91,9 millones de personas.

El número de empleados con libreta de trabajo (única forma de registrar a un empleado en Brasil) fue estable frente al trimestre anterior terminado en agosto, pero cayó 2,5% frente a 2016.

En noviembre entró en vigencia la reforma laboral, que contempla formas de contratación tercerizadas y permite contratar legalmente mediante el concepto del trabajo interminente sin necesidad de un contrato de trabajo formal de ocho horas.

El ministro de Trabajo, Ronaldo Nogueira, renunció a su cargo argumentando motivos personales el miércoles, luego de que se divulgara que, pese a la reforma laboral, hubo una pérdida de 12.000 puestos de trabajo como saldo de las contrataciones y despidos registrados en noviembre.

Lo que en noviembre se confirmó, según el IBGE, es que creció la contratación informal a lo largo del año: son empleados sin libreta de trabajo 11,2 millones de personas, un crecimiento del 3,8% frente a agosto y del 6,9% frente al mismo trimestre de 2016.

El IBGE también detectó el nuevo fenómeno de la economía, los cuentapropistas, producto de la ola de despidos que se registra desde 2015 y 2016, años en los cuales la economía brasileña cayó más del 7% provocando la peor recesión de su historia moderna.

Existen 23 millones de personas en la categoría de trabajadores por cuenta propia: este contingente subió 5,5% respecto de noviembre de 2016. Es decir, que en 12 meses se convirtieron en emprendedores de distinto porte 1,1 millón de brasileños.

También creció el número de trabajadores domésticos un 4,1% respecto de noviembre de 2016 y un 3,5% frente a agosto pasado.

Los empleados públicos fueron en noviembre 11,6 millones, una cifra estable en la comparación mensual, trimestral e interanual.

El ingreso promedio de las personas ocupadas fue de 2.142 reales (649 dólares), estable frente a 2016 y agosto pasado, según el IBGE.