El mayor convoy humanitario entra en la asediada localidad siria de Al Rastan

La ONU también participó en la organización del convoy con 34 camiones, pero a las zonas controladas por la oposición en Al Rastan solo entraron miembros del CICR y la Media Luna Roja (el equivalente musulmán de la Cruz Roja), informó la agencia de noticias EFE .

Unas 120.000 personas viven en Al Rastan y las zonas rurales de sus alrededores, ya que la población en el área se ha duplicado debido a la llegada de desplazados internos por los combates desde el pasado octubre, pese a lo cual y por el asedio que sufre, desde enero pasado que no llegaba ayuda humanitaria en la zona.

Hay unos 17 campos que acogen a desplazados internos, tres hospitales de campaña, una clínica apoyada por el CICR y un puesto de emergencias de la Media Luna Roja.

El portavoz del CICR adelantó que en los próximos días planean organizar otro convoy humanitario para la misma zona.

Un total de 4.500.000 personas residen en zonas de difícil acceso en Siria, que incluyen a 400.000 que habitan en áreas cercadas, bien por el gobierno o por la oposición, de acuerdo a datos de la ONU.

Entre ayer y hoy se llevó a cabo la evacuación de 500 civiles de las localidades chiitas de Fua y Kefraya, en la provincia septentrional de Idleb y asediadas por los rebeldes, y de las localidades de mayoría sunnita de Al Zabadani y Madaya, en las afueras de Damasco y cercadas por las fuerzas gubernamentales de Bashar al Assad.

La oposición siria dijo el martes que su decisión de suspender su participación en las negociaciones se debe al retroceso en el acceso humanitario y al aumento de las violaciones por parte del gobierno al cese de las hostilidades, que entró en vigor el pasado 27 de febrero.