El mercado de las naftas se transforma en un ring en 2018 – Por Leandro Renou

ciaracec_298x255

El acuerdo de integración entre Bridas y BP no sólo generó una mega compañía energética en la Argentina y la región, sino que reconfiguró las perspectivas de un mercado que no venía siendo muy apetecible para el inversor: el de los combustibles.

Es que la fusión de PAE con Axion tiene un fin de peso que es ganar terreno en las estaciones de servicio, una porción que muchos quieren sacarle a YPF. En este contexto, el 2018 es el escenario político que facilitará esta competencia que promete ser voraz.

Ese año, el Gobierno Nacional prevé liberalizar el mercado de las naftas, tanto en precios como en ingreso de compañías que quieran operar. Esto generó fuerte expectativa, dado que en el ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren entienden que será un cambio positivo.

Hoy, el 60% del mercado está en manos de la mixta YPF, y el 30% se reparte entre Axion y Shell. Lejos de ellos, Pampa Energía y la Oil de Cristóbal López. Pero la idea de la firma de la familia Bulgheroni es recuperar terreno en un año clave. Tiene una ventaja ante el otro gran competidor, que es Shell: tiene producción propia, lo que le ayuda a tener mayor posibilidad de aumentar la participación.

Desde la sinergia de Bridas y BP ya avisaron que el downstream será una de las metas de la nueva compañía integrada.

PART_700_90