EL PARO QUE AFECTA A LA LÍNEA B SERÁ LEVANTADO «A MÁS TARDAR AL MEDIODÍA» ANUNCIÓ METRODELEGADO

El personal de la línea B de subterráneos se encuentra en asamblea tras la agresión sufrida por anoche por trabajadores y de acuerdo a lo anunciado por el secretario general del sindicato, Roberto Pianelli, el paro que afecta a ese ramal será levantado «a más tardar al mediodía».

«Estamos en asamblea, la idea era visibilizar esto (la agresión a trabajadores que motivó la medida), y a más tardar al mediodía seguramente se va a levantar el paro con la advertencia de que la empresa garantice la seguridad, o volveremos a las medidas de esta características», manifestó Pianelli.

El metrodelegado explicó que anoche en el taller Rancagua un delegado de la UTA ingresó al lugar y atacó a golpes de puño a quienes se encontraban en el lugar, provocando heridas y poniendo en riesgo sus vidas.

«Agredió a un compañero, lo empujó, de casualidad no se cayó arriba del tercer riel con lo que podía haber sido una tragedia, podía haber quedado fulminado», indicó.

En declaraciones formuladas esta mañana a radio El Destape, Pianelli relató que el agresor persiguió a otra persona y la quiso ahorcar provocando lesiones en la columna.

«Este personaje va intimidando permanentemente a los compañeros diciéndoles que vayan a trabajar sin importar el asbesto. En general no pasa nada, pero ayer este tipo vino fuera de si», señaló.

«Aparte es una persona gigante, mide casi dos metros, lo empujó a un pibe y si no lo agarran se caía sobre el tercer riel que tiene electricidad», agregó.

A raíz de los violentos acontecimientos se hizo presente en el lugar la policía federal para controlar al agresor y personal del SAME para atender a los heridos.

«Los compañeros terminaron de declarar a las cinco de la mañana y la decisión de todos los que estaban ahí era no iniciar el servicio de la línea B para visibilizar esto y decirle a la empresa que tiene que garantizar la seguridad de todos», expresó.

«Tienen que sacar a estos tipos porque de otro modo no queda alternativa que tomar medidas de autodefensa para que alguien ponga orden. Hablamos con la Secretaria de Trabajo porque no puede ser que vengamos a trabajar y nos contaminen o nos caguen a trompadas», añadió.