EL REPRESOR MARIO SANDOVAL, MÁS CERCA DE SER EXTRADITADO DESDE FRANCIA

El Consejo Constitucional francés rechazó hoy un recurso del expolicía Mario Sandoval, sospechoso de la desaparición de un estudiante durante la última dictadura en la Argentina, lo que hace su extradición casi ineludible.

Esta alta instancia judicial debía pronunciarse sobre la constitucionalidad de los llamados delitos “continuos”, a demanda del represor, de 65 años, quien se radicó en Francia al terimnar la dictadura.

El gobierno francés dio luz verde en agosto a la extradición de Sandoval para que fuera juzgado en la Argentina por el presunto secuestro y desaparición del estudiante Hernán Abriata en octubre de 1976.

El exagente de policía, que niega los hechos y considera que han prescrito, había remitido el asunto al Consejo de Estado, el órgano judicial supremo de Francia, para impedir la ejecución del decreto gubernamental.

A su vez, el Consejo de Estado había acordado transmitir esta pregunta al Consejo Constitucional, suspendiendo efectivamente su decisión sobre la extradición.

En su decisión, el Consejo Constitucional respaldó el argumento del tribunal de casación de que el plazo de prescripción del delito empieza a correr sólo a partir del momento en que aparece el cadáver de la víctima o en el que se admite el delito.

La Justicia consideró que al no haber reaparecido la víctima, el delito se considera “continuo”, algo que abrió la vía a la extradición.

Hernán Abriata, estudiante de arquitectura, fue secuestrado y llevado al centro clandestino de detención que funcionaba en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Aunque la Justicia argentina sospecha que Sandoval, quien obtuvo la nacionalidad francesa en 1997, participó en más de 500 actos de asesinatos, torturas y secuestros durante la dictadura militar, se apoyó solamente en el caso Abriata para pedir la extradición porque existen una decena de testimonios que lo implican.