El Senado alemán quiere excluir de la financiación pública al neonazi Partido Nacional Democrático

El Senado alemán, cámara que representa a los 16 estados federados del país, acordó hoy por unanimidad presentar una demanda ante el Tribunal Constitucional para excluir de la financiación pública al neonazi Partido Nacional Democrático (NPD).

El recurso se apoya en la reforma constitucional aprobada el año pasado por el Parlamento, que prohibió transferir dineros del contribuyente u otorgar privilegios fiscales a formaciones contrarias a los principios democráticos o a la existencia de la República Federal Alemana.

Según la reforma, es el Tribunal Constitucional el encargado de determinar si un partido recibe o no recursos de la hacienda pública una vez que lo cuestione el gobierno o una de las dos cámaras parlamentarias, citaron las agencias de noticias EFE y DPA.

La ofensiva política contra el NPD se reactivó después de que el TC rechazara a principio de 2017 una demanda del Senado para ilegalizar al NPD, alegando que este partido no tenía peso suficiente para alcanzar sus objetivos anticonstitucionales.

Sin embargo, en su fallo del pasado año, el alto tribunal instó a combatir al NPD con los recursos del Estado de derecho, desde policiales a judiciales, al tratarse de una fuerza que “desprecia la dignidad humana” y “no es acorde con los principios democráticos”.

Con menos de 6.000 militantes, el NPD no tiene escaños en el Parlamento nacional ni en las cámaras regionales, pero su único eurodiputado y su escasa representación municipal le permitieron recibir en 2016 alrededor de 1,1 millones de euros del erario público.

Según el acuerdo del Senado, “los estados federados quieren evitar así que el Estado constitucional apoye a un partido que desprecia el orden democrático y las libertades fundamentales”.