EMPRESARIOS Y EL CAMPO ASEGURARON QUE ES «MUY POSITIVO» EL LANZAMIENTO DEL CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL

Empresarios y representantes del campo celebraron hoy la puesta en marcha del Consejo Económico y Social (CES) por entender que es «muy positivo que se haya convocado al sector privado» y asegurar que la iniciativa constituye una «oportunidad» que no se puede «desperdiciar».

Este viernes, rodeado de dirigentes de todos los sectores menos de la oposición, el presidente Alberto Fernández puso en marcha el organismo que buscar aportar al «diálogo» para que de allí «pueda surgir otro país».

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) evaluó que es «muy positivo que se haya convocado al sector privado para pensar junto con el Gobierno las soluciones a los grandes desafíos» que se deben atender.

El presidente de la entidad, Natalio Mario Grinman, sostuvo: «Los argentinos venimos de décadas de fracasos y frustraciones, que nos duelen a todos y muy pocos pueden decir que no tienen algún grado de responsabilidad en lo sucedido».

«Asumimos el compromiso ineludible de trabajar, dejando de lado intereses personales, sectoriales, partidarios, con menos ideología y más pragmatismo, en búsqueda del mayor bienestar para todos los argentinos», afirmó el titular de la CAC.

Además, destacó la cámara «ya está trabajando en propuestas sobre varias de las cuestiones planteadas por el Gobierno para acercar en las próximas reuniones del espacio».

«Creemos que esta es una oportunidad que no podemos desperdiciar», remarcó el empresario.
Por su parte, el presidente de Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, analizó: «En estas iniciativas, sería fundamental que sean amplias y que se trasciendan los períodos políticos para proyectar una Argentina con progreso, con inclusión y salir de la pobreza».

«Una oportunidad para profundizar el diálogo y que, a través de los consensos con todos los actores sociales, se puedan diagramar las políticas públicas que necesita nuestro país para salir adelante», resaltó.

«Vamos a plantear con mucho énfasis que nuestro país debe salir de la pobreza generando mejores y mayores condiciones de trabajo, con base en la generación de empleo genuino, y también para eso hay que encontrar maneras de descomprimir impositivamente la creación de fuentes de trabajo», apuntó el dirigente rural.

«Crear trabajo permitirá que haya una gran masa de personas que ya no dependan de los subsidios y puedan vivir con más oportunidades», enfatizó Achetoni.

En tanto, la Cámara Argentina de la Construcción subrayó que la iniciativa «invita al diálogo, a fortalecer los consensos y debatir los disensos».

«Este diálogo nos permitirá acordar políticas de Estado en temas fundamentales para el futuro de todos los argentinos, como educación, salud pública, la relación entre el Estado y los privados, o las nuevas metodologías de trabajo, para lograr así una Argentina competitiva y reducir la brecha de confianza», señaló.

En un comunicado, la cámara explicó que «el innovador formato de trabajo del CES tendrá en primer lugar una experiencia inicial de mil días» y «finalizado ese período, y a partir de las lecciones aprendidas, acordará y elevará a consideración del Poder Ejecutivo un proyecto de ley para su organización definitiva».