EN SEPTIEMBRE MÁS DEL 6% DE LOS TRABAJADORES REGISTRADOS ESTABA SUSPENDIDO, SEGÚN INFORME OFICIAL

El nivel de empleo privado registrado descendió 0,2% en septiembre con relación a agosto, mientras el 6,3% del personal se encontraba suspendido a raíz del impacto del pandemia, según un informe difundido por el Ministerio de Trabajo.

En términos interanuales, la cantidad de trabajadores registrados en el sector privado registró una merma del 2,8%, dato que surge de una caída del 3,2% en el conurbano bonaerense y del 2% en el interior.

Frente a la crisis, y producto de la emergencia sanitaria, casi dos de cada diez empresas apelaron a aplicar suspensiones para evitar despidos.

En la comparación con agosto, en el Gran Buenos Aires el nivel de empleo se contrajo 0,3%, y en los aglomerados del interior, por el contrario, creció 0,2%.

«Mientras que el GBA continúa mostrando caídas moderadas en el nivel de ocupación formal, en el agregado de los aglomerados del interior se consolida la tendencia a la estabilización del empleo observada en los meses previos, mostrando incluso creación neta de empleo positiva en este último mes relevado», aclaró la cartera laboral.

Según el estudio, para el total de aglomerados relevados, la caída del empleo registrado de septiembre resultó de menor intensidad a las verificadas en los meses de septiembre de 2018 y 2019 y muy inferior a la observada durante la crisis del año 2001, cuando el empleo registrado del sector privado se contrajo 0,9% en los aglomerados relevados por la encuesta.

En septiembre, la tasa de incorporación de personal a las empresas alcanzó al 0,9, mostrando un leve incremento respecto de agosto, pero aún se ubica en un valor muy inferior a la media histórica.

Sin embargo, la tasa de este último mes, más que duplica el valor observado en abril y mayo (0,4 puntos porcentuales).

«Si bien el volumen de contrataciones aún resulta escaso para conseguir un incremento en el nivel de empleo, se observa cierta recuperación en las contrataciones de personal frente al escenario impuesto por la pandemia evidenciado en marzo, abril y mayo», señala el informe.

Señaló que «esta incidencia de las suspensiones, que muestra un leve descenso respecto de los meses anteriores, resulta elevada en relación a la serie histórica».

A nivel de empresas, también se verifica un valor elevado: el 18% aplicó suspensiones, más que duplicando los valores históricos, sostuvo.