FERNÁNDEZ RECIBIÓ A DAER EN LA ROSADA Y SE METE DE LLENO EN LAS NEGOCIACIONES SALARIALES

El presidente Alberto Fernández compartió hoy un almuerzo con el secretario general de la CGT, Héctor Daer, que aseguró que «todos están convencidos» de trabajar para evitar que se «erosione el salario», y dijo que no hubo «ningún pedido» oficial para evitar la cláusula gatillo.

«No hay ningún pedido del Presidente en ese sentido porque conoce la responsabilidad de la dirigencia sindical y que esto se discute en una mesa de dos partes. Y sabe también que somos los que más padecemos el proceso inflacionario», subrayó Daer en declaraciones a radio Rivadavia.

El secretario general de la CGT dijo que «solamente once convenios colectivos tenían cláusula gatillo», pero «se habla como si fuera algo extremadamente usado».

«Lo que sí tuvimos fueron revisiones y las revisiones tienen que seguir existiendo», enfatizó Daer, luego de almorzar con Fernández en medio de las discusiones salariales y la intención del gobierno de estirar las paritarias y avanzar sobre sumas fijas.

Más temprano, al salir de Balcarce 50, el dirigentes sindical precisó que con Fernández conversaron sobre «las preocupaciones mutuas», las cuales «tienen que ver con la situación del país, de cómo está evolucionando en estos 60 días de Gobierno, y las perspectivas que tenemos hacia adelante».

«La cláusula gatillo en sí mismo no es un fin, tenemos que lograr que a medida que avanza el desarrollo de la economía, precios y salarios, no tener pérdida de ingresos. De eso estamos convencidos todos», expresó Daer.

En declaraciones a los periodistas acreditados en Casa Rosada manifestó que «el mejor plan anti inflacionario» fue haber congelado los valores del «dólar, la energía y tarifas».

«No es necesario que se congelen los salarios porque tienen una dinámica y una evolución propia. Hay salarios que el año pasado no han perdido y hay salarios que hay perdido mucho, en este marco heterogéneo no hay una formula única de salida», resaltó.

En ese marco, afirmó que «los gremios» son «absolutamente responsables» y saben «la situación que estamos viviendo», pero aclaró que «la moderación no tiene nada que ver con perder (poder adquisitivo)».

«Lo que estoy diciendo es que si baja la inflación es todo mucho más fácil de recuperar salario e incrementar poder adquisitivo. Lo que nosotros pretendemos, que es que no se siga erosionando el salario», destacó.

Respecto a la negociación paritaria, el sindicalista señaló que «no» habló directamente del tema con el Presidente, y precisó que las paritarias tendrán «una dinámica propia» ya que «no hay una planificación estanca ni estricta».

«Las revisiones se van a hacer en forma permanente porque nadie puede proyectar demasiado. Las paritarias las vamos a ir llevando adelante, no hay que preocuparse por el tema», resaltó Dáer.