Francisco inició en el Vaticano los trabajos para el Sínodo sobre la Amazonía

El papa Francisco inició en el Vaticano los trabajos para el Sínodo sobre la Amazonía que se celebrará en Roma el año próximo junto al consejo encargado de preparar la reunión de obispos, entre ellos el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea.

“El Sínodo del Amazonas lo empezamos en enero durante mi visita a Puerto Maldonado, en Perú”, aseguró el pontífice al visitar por sorpresa la secretaría general del Sínodo, el organismo que se encarga de la preparación de la reunión que se centrará en el pulmón verde latinoamericano.

De la reunión que se inició este jueves y terminará hoy participan expertos en la región amazónica convocados por Jorge Bergoglio, entre ellos Ojea, confirmó Télam de fuentes vaticanas.

El mes pasado, Francisco designó a Ojea como uno de los 18 miembros del Consejo encargado del sínodo dedicado al Amazonas que se hará en octubre de 2019 con el título “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Junto a Ojea, fueron designados entre otros el canciller de Vaticano, el monseñor inglés Paul Richard Gallagher y el titular del dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, el cardenal ghanés Peter Turkson, los únicos dos miembros no latinoamericanos.

La visita de Francisco al edificio de Vía della Conciliazione, anunciada este viernes por la secretaría de comunicación vaticana, fue la segunda que hizo en pocos meses al organismo ubicado fuera de los muros del Vaticano, tras su ida de noviembre pasado.

El Sínodo dedicado a la Amazonía se hará en Roma en 2019 y tuvo su primer encuentro preparatorio en enero, durante la visita del papa a Puerto Maldonado, en el corazón de la Amazonía peruana.

“Los objetivos de esta convocatoria son individuar nuevos caminos para le evangelización de esa porción del Pueblo de Dios, especialmente de los indígenas, a menudo olvidados y sin la perspectiva de un pasar tranquilo, también a causa de la crisis de la selva amazónica, pulmón de capital importancia para nuestro planeta”, anunció Francisco en mayo del año pasado al convocar al Sínodo.

“Que los nuevos santos intercedan para que este evento eclesial, además, en el respeto de la belleza de la creación, todos los pueblos de la Tierra alaben a Dios, Señor del Universo, e iluminados por Él recorran caminos de Justicia y Paz”, planeó entonces.