GALMARINI FIRMÓ UN CONVENIO CON MENÉNDEZ PARA REALIZAR OBRAS DE AGUA Y CLOACA EN MERLO

La presidenta de AySA, Malena Galmarini, anunció la firma de un convenio con el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, para realizar obras de agua y cloaca en ese distrito del oeste del Gran Buenos Aires.

Galmarini mantuvo una reunión con Menéndez en la sede omunal de Merlo, en la que tomaron parte también el equipo técnico de la empresa y autoridades de la municipalidad.

En ese marco, firmaron un convenio de «Agua y Cloaca + Trabajo» para poner en marcha obras en Merlo, así como también expandir las redes para alcanzar a mayor cantidad de habitantes, «en un partido en el que estas obras resultan sumamente necesarias para mejorar la calidad de vida de los vecinos», destacó un comunicado de AySA divulgado este jueves.

«Merlo es un distrito muy golpeado, que tiene solo un 35 por ciento de cloacas y un 48 por ciento de agua potable, así que le vamos a poner todo nuestro esfuerzo en estos cuatro años para que lo recupere la dignidad», dijo Galmarini.

«Tener cloacas y agua habla de la calidad de vida de los vecinos y vecinas. Vamos a comenzar con cloacas en el barrio Parque San Martín, con agua en Malvinas Argentinas y Merlo Norte, con la Cámara Reguladora para rebombear en Merlo. Vamos a seguir construyendo, haciendo y mejorando, que es lo más importante», agregó la presidenta de AySA.

En esa línea, Menéndez manifestó la necesidad de saldar una deuda pendiente: «En Merlo hay una deuda enorme del Estado y la política para con nuestros habitantes. Solo el 35% de los merlenses tiene acceso a los servicios», dijo.

«Tenemos muchos desafíos, la gente no la está pasando bien, así que esta firma de convenio es una luz de esperanza en este túnel oscuro en el que nos metieron la pandemia -de coronavirus- y el gobierno anterior», agregó el jefe comunal.

A través del acuerdo firmado, ambos asumieron el compromiso para continuar con el trabajo durante los próximos meses, con el objetivo de revertir la situación actual en el distrito – producto de que las obras, según AySA, estaban paralizadas por la gestión anterior- y así lograr que los servicios de agua potable y desagües cloacales «lleguen a los sectores que más lo necesitan», indicó el comunicado oficial.