Heller: “el gobierno ajusta en salud, educación y ciencia y tecnología para pagar los intereses de la deuda”

En diálogo con el periodista Julián Guarino, Heller sostuvo que el cambio en el humor social se debe a que hasta ahora, “más que de la pesada herencia, el gobierno estaba disfrutando de la holgura que heredó”. “La clase media, a fines de 2015 estaba «equipada» y tenía ahorros”, dijo el referente cooperativista, y puntualizó que ahora “los indicadores expresan que todo empeoró: el país se endeudó terriblemente, el déficit fiscal es mayor, el desempleo creció, la pobreza aumentó y la inflación está desbocada”.

Respecto del impacto de la inflación, el Presidente del PSol insistió en que “la inflación no es solo un fenómeno de la macroeconomía para que lo estudien los economistas, el problema de la inflación es cuánto le gana a los salarios”, dijo en el programa Recalculando.

Para el presidente del PSol, los problemas de la economía local tienen su origen en el rumbo de las políticas que implementa la alianza Cambiemos. En esa línea, recordó un discurso reciente del Presidente Macri en Puerto Madryn, donde se pasó el micrófono a la mano izquierda para señalar con la derecha: “El camino correcto es por acá”. “Para Macri, la salida es por derecha –subrayó el exdiputado-. El gobierno, apoyado por una formidable maquinaria comunicacional, construye la idea de que no hay otro camino, y un escenario de pensamiento único, donde hasta construye la oposición dentro del propio oficialismo”.

Desde la perspectiva de Heller, el Fondo Monetario Internacional juega el rol de “tutor” de la actual administración: “el gobierno fue a buscar al FMI el «paraguas» para justificar lo que sin el FMI no hubiera podido hacer”. ”El gobierno ahora tiene para exhibir las felicitaciones de Lagarde porque sobrecumplió la meta de déficit fiscal primario: en lugar del 2,7% acordado con el Fondo, fue de 2,4%. Pero del análisis surge que sobrecumplieron con un recorte fenomenal en salud, educación, ciencia y tecnología, jubilaciones, salarios del sector público, entre otros ítems. Es un sobrecumplimiento con un costo social pavoroso”, dijo. Y agregó: “ahora nos dicen que este año vamos a tener déficit fiscal primario cero, lo que implica nuevos recortes que afectarán las condiciones de vida de la ciudadanía. El gobierno ajusta en salud, educación y ciencia y tecnología para pagar los intereses de la deuda. Deuda que a su vez financia la fuga de capitales. Porque lo que se fugó y lo que entró por deuda es más o menos el mismo monto, como históricamente pasó en Argentina”.

A propósito del fenómeno de la fuga de capitales, el referente del PSol expresó que “no hay manera de llevar adelante una verdadera política que tenga en cuenta los intereses de la ciudadanía sin una administración razonable de las divisas”. “Yo apoyaría –señaló- a un gobierno que dijera que «todo lo que podemos producir en la Argentina no lo vamos a importar». Estamos con el 40% de capacidad instalada ociosa. ¿Qué inversiones necesitamos si casi la mitad de la industria argentina está parada porque no hay consumidores? ¿Y por qué no hay consumidores? Porque no hay poder adquisitivo porque hay desempleo. ¿Quién va a invertir, entonces, para generar productos que no tienen compradores?”.

Ya en clave electoral, Heller manifestó: “Hay que construir una alternativa política basada en propuestas y tenemos que estar allí todos los que coincidimos en que queremos un país que privilegie el mercado interno, el salario, las jubilaciones, un país que crea que los servicios públicos tienen que ser un derecho y no un servicio inaccesible”.

Finalmente, y también de cara a los comicios, el Presidente del Partido Solidario enfocó en la gestión de las empresas de servicios públicos: “De un lado están los que te dicen que los servicios públicos deben ser manejados desde el punto de vista de la rentabilidad de las empresas, del otro lado estamos los que consideramos que los servicios públicos deben estar garantizados”. “En la Argentina actual, la persona que se queda sin trabajo, además tiene el castigo de que se va a quedar sin agua, sin luz y sin gas porque no lo va a poder pagar. Es una locura”, concluyó.