HOMENAJEARON A LOS BOMBEROS FALLECIDOS EN LA PERFUMERÍA DE VILLA CRESPO

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto al vicejefe a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, encabezaron hoy el acto de homenaje a los dos bomberos fallecidos tras una explosión en una perfumería del barrio de Villa Crespo.

La ceremonia se realizó a las 11:30 de este jueves sobre la avenida Corrientes frente al Cuartel VI de Bomberos, ubicado a pocos metros del lugar donde el comandante director Ariel Gastón Vázquez y el subcomisario Maximiliano Firma Paz, perdieron la vida el pasado martes.

Durante el acto homenaje sonaron sirenas, que fueron acompañadas por todos los cuarteles de la fuerza en la Ciudad y por todos los patrulleros de la Policía de la Ciudad; y además participaron, el jefe de Bomberos de la Ciudad, Juan Carlos Moriconi, y el director del SAME, Alberto Crescenti.

Desde las ventanas y balcones los vecinos del barrio también se sumaron al homenaje con aplausos mientras sonaban las sirenas.

«Esto es muy emocionante, aquí me hice como bombero y hoy tengo que venir a despedir a un compañero. El apoyo ha sido total. Estas sirenas son la mejor recompensa y la mejor paga que podemos tener nosotros», sostuvo Moriconi, una vez finalizada la ceremonia frente al cuartel.

Moriconi destacó que los bomberos fallecidos «fueron dos héroes, dos excelentes profesionales, era de lo mejor que teníamos».

Y subrayó: «son doblemente héroes porque tras la primera explosión retiran a su gente para protegerla y entraron ellos a ver qué pasaba».

Por su parte, Crescenti consideró que «es muy duro ver cuando cae un compañero y al levantarlo ya no está entre nosotros».

«Eran unos fenómenos. Vamos acompañarlos como corresponde. Son amigos y compañeros de trabajo», concluyó el médico.

El hecho ocurrió este martes al mediodía, cuando se produjo un incendio seguido de una explosión en un local de una importante cadena de perfumerías que funciona en la planta baja del edificio situado en Corrientes al 5200.

Dos bomberos murieron y otros seis resultaron heridos al ser afectados por la explosión en el momento en el que intentaban controlar el incendio.