INDEC DARÁ A CONOCER CÓMO IMPACTA LA PANDEMIA EN EL EMPLEO, LOS INGRESOS Y EL CONSUMO

 El INDEC tiene previsto difundir el lunes próximo un estudio sobre el impacto del Covid 19 en los hogares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que reflejará los problemas laborales y de ingresos que se registran por la pandemia.

Se trata del segundo informe de resultados sobre esta cuestión: el primero se conoció en diciembre último y reveló las consecuencias que la crisis sanitaria está dejando en la región más poblada del país.

El estudio se circunscribe a la Ciudad de Buenos Aires y a los 31 partidos del Conurbano bonaerense.

Según ese primer trabajo oficial -que se concretó entre agosto y octubre del año pasado- el 40,3% de los hogares registró problemas de empleo de al menos alguno de sus integrantes.

En los hogares en que reside al menos un niño, niña o adolescente, los problemas laborales alcanzaron el 48,3%.

El 30,4% de los jefes y jefas de hogar con empleo (que trabajaron la semana anterior a ser encuestados) desarrolló sus tareas laborales desde su vivienda.

Además, el 49,3% de los hogares manifestó haber tenido una caída en el monto total de sus ingresos respecto a la situación previa a la pandemia.

Pero en los hogares con jefe o jefa de hogar con menores niveles de instrucción, la proporción que experimentó una reducción en sus ingresos fue mayor (57,1%).

Según el relevamiento oficial, el 26,8% de los hogares tenía algún miembro que, además de recibir alguna prestación del sistema de protección social vigente, accedió a alguna de las prestaciones específicas correspondientes a las políticas implementadas a raíz de la pandemia.

Un 33,8% de los hogares relevados declaró que se vio en la necesidad de reducir al menos un alimento (carne vacuna, otras carnes, verduras frescas o leche) por razones económicas.

El resultado del estudio mostró que el 45,8% de los hogares redujo el consumo de productos no alimentarios.

En el informe que se hará público este lunes habrá también resultados vinculados con los alquileres y el pago de las tarifas de luz y gas, entre otros.

Sobre este punto, en el primer estudio se reveló que el 28,6% dejó de pagar o tuvo problemas para cubrir los costos de los servicios de la vivienda, mientras que el 65,5% de los hogares encuestados debió incrementar el tiempo dedicado a tareas domésticas.