INDUSTRIA DEL ACERO ADVIRTIÓ QUE LA PRESIÓN IMPOSITIVA LE QUITA COMPETITIVIDAD AL SECTOR

 La entidad se expresó en estos términos al difundir un informe mensual en el cual consignó que durante junio la producción subió 1,2% con relación a mayo.

La producción de hierro primario en junio de 2019 fue de 240.600 toneladas, 15,6% inferior a la de mayo pasado (284.900) y 11,8% menor a la de junio de 2018 (272.800).

La producción total de laminados terminados en caliente en junio de 2019 fue de 364.500 toneladas, 14,6% inferior a la de mayo pasado (427.000 toneladas) y 0,9% menor a la de junio de 2018 (367.800 toneladas).

La producción de planos laminados en frío de junio de 2019 fue de 101.600 toneladas, resultando un 5,4% inferior a la de mayo de 2019 (107.400 toneladas) y 9,1% menor a la de junio del año pasado (111.800 toneladas).

«Las retenciones, sumada a la quita de reintegros, están generando una situación muy compleja para poder comercializar los productos, en un mercado cada vez más competitivo y con una alta capacidad instalada ociosa a nivel global», indicó la entidad.

Advirtió que «la sobrecapacidad es un fenómeno que está impactando muy fuerte en los negocios a nivel global y fundamentalmente a nuestra región, debido a los fuertes subsidios con los cuales exportan algunas economías, impidiendo llegar a nuestros productos a precios competitivos».

La producción de acero crudo correspondiente a junio fue de 411.700 toneladas, 1,2% superior a la de mayo pasado (406.800 toneladas) y 0,4% menor a la de junio de 2018 (413.500 toneladas).

En junio hubo varios días de lluvia y feriados que impactaron en forma negativamente en los despachos.

El sector no logra aun consolidar una recuperación, si bien se espera cambie la tendencia durante el segundo semestre, en la medida que las condiciones macro lo permitan.

El índice de despachos de cemento de junio cayó 11% respecto de mayo y al mismo mes del año pasado.

No obstante, hubo un fuerte impacto por lluvias que afectan la actividad, por lo que habrá que ver en julio cuál es la tendencia.

En el sector automotriz, el plan de subsidios del gobierno impulsó durante junio las ventas locales, que crecieron 30% respecto a mayo, si bien siguen en niveles muy bajos y los stocks en poder de las empresas continúan altos.

Las ventas al exterior continúan deprimidas con bajas interanuales del orden del 12% en el acumulado año contra año.

Se estima una proyección de producción del orden de 400.000 unidades para este año, la cual podría reverse y representa un marcado descenso cuando se compara año contra año.

En el segmento de maquinaria e implementos agrícolas, el agro mantiene su dinámica positiva y se comienzan a intensificar las ventas de equipos en el mercado agrícola.

La buena cosecha, que se está desarrollando con normalidad, comienza a propiciar ventas, no solo de maquinaria agrícola, sino además de implementos.

En el sector son optimistas respecto de las mejoras, aunque aún las altas tasas de interés para la financiación no ayudan a impulsar con fuerza el sector.

En el rubro energético, continúa la actividad ligada a este segmento de mercado, impulsada por las inversiones en Vaca Muerta, las cuales motorizan adicionalmente inversiones en infraestructura de soporte para los yacimientos y servicios.

En el sector de electrodomésticos, se comenzó a notar una mejora en la demanda de productos vinculados a este segmento, impulsado por los planes «Ahora 12» de ventas al consumidor.

Durante junio, finalizó la negociación entre el Mercosur y la UE.

Un tema importante para el negocio del acero fue que se respetasen para el sector las Reglas de Origen (REO) Mercosur.

Estas reglas de origen implican que todos los productos comercializados deben ser fabricados con acero colado (fabricado) en la región para darle origen.