Jefe del Ejército israelí afirmó que «Responder con la fuerza máxima al lanzamiento de cohetes es irresponsable»

El jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Gadi Eizenkot, tildó hoy de «irresponsables» a los dirigentes que acusaron de «flácida» la respuesta de las fuerzas armadas de Israel al lanzamiento de cohetes desde Gaza.

«Responder con la fuerza máxima al lanzamiento de cohetes es irresponsable. No es lo correcto», dijo Eisenkot durante un discurso en el Centro Interdisciplinario Herzliya, al tiempo que reconoció que «la realidad en Gaza es muy compleja», con dos millones de palestinos «bajo la amenaza de colapso humanitario».

«Estamos utilizando la fuerza en diversos grados (para tomar represalias). No puedo nombrar una sola instancia en la que las fuerzas israelíes hayan atacado un objetivo no terrorista. El Ejército posee las mejores herramientas», dijo Eisenkot citado por la agencia de noticias EFE.

El incremento del lanzamiento de proyectiles desde Gaza hacia Israel en el último mes, desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció a Jerusalén como capital israelí, llevó a varios funcionarios públicos a exigir una respuesta más contundente.

Ayer, el Ejército del Aire israelí atacó un campamento militar de Hamas en la Franja de Gaza, en respuesta al proyectil lanzado desde allí hacia Israel horas antes, informó el Ejército en comunicado. En ninguno de los lanzamientos hubo daños.

El sábado por la noche Israel también atacó posiciones de la organización islamista Hamas, que gobierna Gaza desde 2007, en respuesta a tres proyectiles lanzados desde el enclave el viernes.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, dijo el sábado que Irán construyó los morteros que proveyó a los grupos salafistas que dispararon desde Gaza. Además, otros políticos israelíes acusaron a Irán de estar involucrado en el enclave gobernado por los islamistas de Hamas.

Y agregó que, si bien Israel no está interesado en una escalada de la violencia con Hamas, los salafistas radicales «apoyados por Irán nos quieren arrastrar hacia una guerra en toda regla».

Lo mismo declaró hoy el jefe del Estado Mayor quien sostuvo también que salafistas radicales de Gaza están intentando «arrastrar» a Israel hacia un nuevo conflicto, algo que él está intentando evitar.

«La realidad en Gaza es muy compleja, con dos millones de palestinos viviendo en durísimas condiciones económicas y bajo la amenaza de colapso humanitario», indicó el militar, según el diario digital Ynet.

«No ha sido fácil en los últimos dos años, pero hemos sido capaces de estabilizar la situación allí mediante la utilización de la línea de política correcta», agregó.

«Más de 60 cohetes han sido disparados hacia Israel, 20 en el último mes. Esto es algo que no vamos a aceptar. Estamos llevando a cabo diversos esfuerzos, encubierta y abiertamente, incluyendo promover la contención», dijo el teniente general.

Eisenkot también aclaró que el Ejército de su país no tiene ninguna intención de que la precaria situación en Gaza se deteriorara aún más.

«Hay una realidad compleja de dos millones de palestinos que viven en graves dificultades económicas y bajo la amenaza del colapso humanitario. Si bien eso llevó a Hamas a ir a la Autoridad Palestina, con el sombrero en la mano y buscando la reconciliación, también provocó inestabilidad».

Y advirtió que Hamas estaba intentando llevar a cabo ataques en Cisjordania y está provocando tensiones en la región.

«Hamas está motivado por el deseo de mantener la Franja de Gaza lo más pacífica posible mientras incita a los ataques en Cisjordania bajo el disfraz del terror del lobo solitario basado en el modelo del Estado Islámico», agregó.

El gobierno de Israel responsabiliza a Hamas de las agresiones contra su territorio y responde bombardeando posiciones militares de aquella organización islamista, un política que el Ejército israelí anunció que continuará.