Jóvenes de 17 y 18 años demorados por el asesinato del colectivero

Los jóvenes de 17 y 18 años demorados por el asesinato del colectivero Leandro Alcaraz, cometido el domingo en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, quedaron formalmente detenidos y serán indagados hoy, informaron fuentes policiales y judiciales.

Según los investigadores, el mayor de los dos apresados, apodado “El Viejo” fue señalado como la persona que le disparó al colectivero por un testigo que relató cómo fue la secuencia del crimen.

Fuentes judiciales señalaron a Télam que el joven de 18 años será indagado por el fiscal José Luis Maroto, a cargp de la Unidad Funcional de Instrucción Temática de Homicidios de La Matanza.

El otro detenido quedó a disposición del fiscal de Responsabilidad Juvenil del mismo distrito, Emilio Spatafora, dada su condición de menor de edad.

“El Viejo” y el otro adolescente fueron demorados el lunes por la tarde durante un procedimiento que se llevó a cabo en una vivienda de la calle Martín García, en Virrey del Pino.

“Fue clave para que se los detenga el aporte de una tercera persona que se quebró ante el fiscal y contó cómo fue la secuencia de los hechos”, dijo uno de los investigadores

La fuente explicó que al menos un testigo aseguró que el mayor de los apresados fue el autor de los
disparos que le provocaron la muerte a Alcaraz.

Respecto al menor de edad, la fuente señaló que está en pareja con una chica actualmente internada en el Hospital de San Justo con un embarazo avanzado.

Fuentes de la Policía informaron que anoche se hicieron varios allanamientos en viviendas de familiares de los dos detenidos, donde se secuestraron distintos objetos de importancia para la causa, entre ellos teléfonos celulares, municiones y vestimenta similar a la que llevaban puesta quienes cometieron el crimen.

Los investigadores señalaron que por el momento no fueron secuestradas armas.

En tanto, los restos de Alcaraz (26) fueron velados durante toda la noche en una cochería de la localidad de González Catán, en el partido de La Matanza, en el que se concentraron las principales manifestaciones de los compañeros de trabajo de la víctima y los vecinos.

A raíz del crimen, durante toda la jornada de ayer hubo paro de colectivos en 26 líneas de la zona oeste del conurbano, cortes y marchas en reclamo de justicia, y se realizó una reunión en la Gobernación bonaerense en la que se resolvió facilitar la colocación de cámaras en cada una de las 9.000 unidades que recorren el territorio provincial.

El crimen se registró cerca de las 18 del domingo, cuando dos pasajeros subieron a la unidad de Alcaraz en San Justo y discutieron con él ya que no tenían la tarjeta SUBE para abonar el viaje.

A pesar de ello, Alcaraz los trasladó hasta Bueras y Concordia, de Virrey del Pino, donde los dos pasajeros descendieron del colectivo y sin mediar palabra dispararon contra el conductor, tras lo cual, escaparon a la carrera.

Según las fuentes, uno de los testigos, que aparentemente no iba a bordo del colectivo, al ver que Alcaraz se encontraba malherido, condujo la unidad hasta el Hospital Simplemente Evita de González Catán, donde se comprobó que el chofer había fallecido por un balazo en el cráneo y otro en el tórax.