Júbilo y expectativa en la comunidad brocheriana por la canonización del “Cura Gaucho”

El domingo 16 de octubre, el Papa presidirá en la Plaza San Pedro del Vaticano la ceremonia de canonización del “Cura Gaucho” José Gabriel del Rosario Brochero, una ceremonia que la comunidad serrana de Villa Cura Brochero aguarda con creciente expectativa y júbilo, porque alumbrará el primer santo cordobés, que será también el primero que nació y falleció en la Argentina.

El obispo de la Diócesis de Cruz Del Eje, monseñor Santiago Olivera, destacó que “la gente está vibrando cada vez más lo que significa la canonización de nuestro curita gaucho. Nos estamos preparando con el corazón y agrandando la inagotable figura de Brochero”.

“Los peregrinos que permanentemente vienen a Villa Cura Brochero nos hacen entender lo que tenemos, que tenemos un tesoro muy grande. La gente va tomando conciencia la gente de lo que va a venir desde el 16 de octubre”, resaltó a Télam el obispo que tiene jurisdicción sobre ese poblado del departamento San Alberto, en la zona de traslasierra.

“En la comunidad de traslasierra vemos por delante un turismo religioso importante que nos convoca un hombre y un buen ciudadano que se puso la patria al hombro, que trabajó por lo social, por la inclusión de todos y que es un hombre actual a través de sus obras”, remarcó el obispo, que es también presidente de la comisión de Comunicación Social del Episcopado y tuvo un protagonismo destacado en los trámites para la beatificación y la santificación de Brochero.

Olivera precisó que la ceremonia de santificación comenzará a las 5 de la madrugada de Argentina (10 de Roma), que será transmitida en vivo y directo, por pantallas en la iglesia y en la plaza de Villa Cura Brochero, donde se va a congregar la comunidad local y los peregrinos para seguir la ceremonia que encabezará el papa Francisco.

Ese día, el Papa proclamará siete nuevos santos y allí estará la figura de Brochero acompañado por su mula.

Al día siguiente, a las 11, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, presidirá la Eucaristía en la Basílica de San Pedro dando gracias por todos los obispos y todos los nuevos santos.

Por su parte, el diácono de la parroquia de Villa Cura Brochero y coordinador de la causa por la santificación, Ángel Lasala, resaltó que “el lugareño serrano de toda la vida siempre reconoció en Brochero la figura de un santo, la alegría es que ahora lo va a hacer de manera oficial, la alegría de pisar la misma tierra que ha pisado un santo”.

La población de Villa Cura Brochero se ha convertido en un lugar de “devoción y de interés por la obra de un santo bien de pueblo. Hemos rezado 46 años para la santificación y que el 16 de octubre podamos ver y sentir el resultado va a ser una gran bendición”, manifestó a Télam Lasala.

En tanto el vicegobernador de la provincia, Martín Llaryora, sostuvo que en Córdoba “los que somos católicos vivimos con mucha alegría el estar a unos pasos de tener nuestro santo argentino y un cordobés que no solo predicó la palabra de Dios, sino que trabajó por y para los pobres, como así también un gran gestor de obras para el desarrollo y crecimiento de los pueblos serranos”.

Destacó también que el gobierno provincial trabaja en las obras relacionadas con la canonización, como el Museo en la Casa Natal de Brochero, en Villa Santa Rosa de Río Primero; el Camino del Peregrino (en las Alta Cumbres-Giulio Cesare) y la maqueta de lo que será el Parque Temático en Villa Cura Brochero.

“Con estas obras lo que pretendemos es darle al turista la posibilidad de conocer la obra de Brochero a través de cada una de las estaciones, que representan las distintas etapas de su vida, una historia muy apasionante que nos invita a imitarlo. Fue un gran agente de cambio y de progreso para traslasierra y el arco del noroeste de la provincia. La peleaba todos los días con su burrito en los grandes centros urbanos para pedir por las obras que necesitaban los pueblos para desarrollarse. Es alguien que ilumina y que merece ser Santo”, remarcó Llaryora en declaraciones a Télam.

Brochero fue beatificado el 14 de septiembre de 2013 luego de que el Vaticano diera por aprobado el primer milagro al considerar que intercedió en la curación de Nicolás Flores, el chico que tenía 11 meses cuando un accidente de tránsito lo dejó en estado vegetativo el 28 de septiembre de 2000, en Falda del Cañete, provincia de Córdoba. Sus padres pidieron y rezaron a Brochero para que se recuperara.

Para la santificación se necesitaba de la aprobación de un segundo milagro y eso ocurrió con Camila Brusotti, de ocho años, quien fue brutalmente golpeada por su madre y su padrastro, que la dejaron inconsciente y en terapia intensiva por dos meses.
El hecho ocurrió en 2013 y en tres meses la pequeña comenzó a recuperarse. Los familiares y amigos pidieron a Brochera por ella.

fuente: TELAM