JUEZ PORTEÑO DECLARÓ INCONSTITUCIONAL EL PROTOCOLO DE SEGURIDAD

Mientras siga vigente la medida cautelar dictada este miércoles, el protocolo que lanzó Patricia Bullrich no podrá ser aplicado en la Ciudad de Buenos Aires, aunque el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ya anticipó que quiere adherirse.

Gallardo hizo lugar a un pedido realizado por la diputada porteña Myriam Bregman, presidenta de la Comisión contra la Violencia Institucional en la Legislatura de la Ciudad; la abogada de la abogada María del Carmen Verdú, titular de la Coordinadora contra la Violencia Policial e Institucional (CORREPI), y Carla Lacorte, víctima y sobreviviente de un caso de gatillo fácil.

En la presentación, efectuaron un pedido de nulidad de la resolución 956/2018, dispuesta por la cartera de Seguridad.

“Esta resolución llega después de días críticos; el intento de cerrar la causa de Santiago Maldonado como mensaje de impunidad, el asesinato brutal de Rodolfo Orellana de CTEP en La Matanza, y la represión a conflictos gremiales como SIAM”, sostuvo Bregman.

En su demanda, indicaron que “la Resolución en cuestión se encuentra en clara violación a la Constitución Nacional y Tratados Internacionales”, por lo que solicitaron “con carácter urgente se dicte medida cautelar y se suspenda la Resolución, ordenándose abstenerse a aplicar lo allí dispuesto hasta tanto se dicte sentencia respecto a la inconstitucionalidad e inconvencionalidad de la Resolución”.

El juez Gallardo hizo lugar a la cautelar y ordenó notificar de dicha decisión a Rodríguez Larreta, al ministro de Seguridad porteño, Diego Santilli, y a Bullrich.

Más allá del fallo judicial, el Gobierno porteño confirmó que adherirá al protocolo de uso de armas de fuego dictado por el Ejecutivo, adelantó que buscará regular el uso de armas no letales y cuestionó a Gallardo.

“La Ciudad va adherir al protocolo. Trabajamos muy bien en equipo con la seguridad nacional, somos un solo equipo”, dijo el jefe de Gobiero porteño.

A su vez, Santilli confirmó que dialogó con su par de la Nación “para avanzar en la reglamentación del uso de armas no letales”.

“Vamos a adoptar el reglamento pero también trabajar en lo que tiene que ver con pertrechos, gases lacrimógenos, con balas de goma y lo que tiene que ver con un montón de situaciones en las que trabajan nuestras fuerzas de seguridad”, señaló.

Según dijo, hay “una ley que no se puede desconocer en la Ciudad, que habilita la voz de alto del policía, en qué momento tiene que usar el arma, en el marco de protección y está bajo las normas de Naciones Unidas, pero es difusa en términos de armas no letales”.

En declaraciones a La Once Diez, Santilli resaltó: “No entiendo por qué un juez de la Ciudad se mete en un reglamento federal. La verdad no entiendo, dice que es inconstitucional y nosotros estamos cumpliendo una ley”.

“Habría que preguntar por qué un juez de la Ciudad se mete en un reglamento federal declarando un reglamento como inconstitucional. La Ministra de Seguridad tiene un reglamento, todo reglamento bienvenido sea, pero nosotros también tenemos una ley que tipifica. Nosotros tenemos un tema de funcionamiento en cuanto a las armas no letales, por ejemplo”, agregó.