KICILLOF DIJO QUE LA SITUACIÓN EN EL AMBA ES «TREMENDAMENTE FRÁGIL» Y CONSIDERÓ QUE LAS REAPERTURAS SON «UN ERROR»

El gobernador bonaerense Axel Kicillof aseguró hoy que la situación en el AMBA respecto a la pandemia «es de una estabilidad tremendamente frágil» y consideró que «se consolidó una tendencia creciente», en tanto que remarcó que «es un error abrir más».

«La situación del AMBA es de una estabilidad tremendamente frágil. Se consolidó una tendencia creciente. No es una crítica ni una discusión, es un dato. Hoy el virus está golpeando muy fuerte en el interior de la Provincia», relató Kicillof en conferencia de prensa.

Respecto a la cantidad de camas, Kicillof informó que «hoy hay 1.306 camas ocupadas», de las cuales 807 corresponden a casos de coronavirus.

«Es un error abrir prematuramente, es un error abrir más. No podemos arriesgar lo que logramos en cinco meses. No lo puedo permitir. ¿Con qué cara les voy a explicar a los médicos que mientras no dan abasto en las terapias nosotros seguimos autorizando actividades?», indicó el gobernador bonaerense.

En ese sentido, sostuvo que «hay una porción de la sociedad que parece que no ve lo que está ocurriendo», y señaló: «Me pregunto si no lo estamos transmitiendo mal y cómo podemos hacer para comunicarlo mejor».

«Si a este virus le das ventaja, se escapa. No es una decisión individual, es un virus muy contagioso. Un descuido, una distracción, un incumplimiento, una irresponsabilidad puede terminar en muertes», subrayó el mandatario.

Y agregó: «Me eligieron para tomar decisiones y no lo voy a hacer ni con encuestas ni con focus groups ni con marketing político».

Kicillof realizó una conferencia de prensa por la situación del coronavirus en la Provincia con la presencia de intendentes oficialistas y opositores, entre los que estaban Martín Insaurralde, Mayra Mendoza, Juanchi Zabaleta, del Frente de Todos, y Néstor Grindetti y Julio Garro, de Juntos por el Cambio.

La relación con Rodríguez Larreta, «intacta».

El gobernador bonaerense reiteró que se trabaja de manera coordinada entre Nación, CABA y Provincia, al tiempo que destacó que «el vínculo con la ciudad de Buenos Aires está intacto».

«Se equivocan los que tratan de poner una grieta en el tratamiento» de la pandemia entre él y Horacio Rodríguez Larreta, sostuvo Kicillof.

En declaraciones radiales, subrayó: «Está intacto el diálogo con Horacio Rodríguez Larreta y (con el ministro de Salud de CABA) Fernán Quiroz, tratando de llevar de manera coordinada la situación sanitaria».

«Esto no es una competencia para ver quién tenía razón en relación a los casos. Es darle a la pandemia una visión sanitaria y no política», resaltó Kicillof.