LA CAPACIDAD INSTALADA EN LA INDUSTRIA SIGUIÓ EN NIVELES MUY BAJOS DURANTE FEBRERO

Según informó  el INDEC, el uso de la capacidad instalada mejoró respecto de enero último, cuando llegó al 56,2%, pero está seis puntos porcentuales debajo del nivel de producción de febrero del 2018.

La producción de la industria metalmecánica es la más baja de todos los sectores industriales, con una utilización del 42%, y su reducción se debió a las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y de distintos segmentos de artículos del hogar de la línea blanca y electrodomésticos.

La fabricación de autos alcanzó una utilización del 42,1%, inferior a la de febrero del año anterior, cuando llegó al 50,4%, y la caída está vinculada a la baja de las ventas en el mercado local, que provocaron más de 3.000 suspensiones en ese sector industrial.

La industria textil utilizó en febrero último el 43,2% de su capacidad productiva, por debajo del registrado en igual mes del año anterior del 48,3%, por la menor elaboración de hilados de algodón y de tejidos planos y de punto, y la caída del consumo.

Por debajo del promedio general, y con casi la mitad de su capacidad productiva parada, se encuentran los sectores de elaboración de artículos de caucho y plástico con un promedio del 50,8%, edición e impresión con 52,1%, y la industria de la alimentación con 57,6%.

Los bloques sectoriales que presentaron en febrero último niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron la elaboración de productos del tabaco con un 72,9%, la refinación del petróleo con 71,7%, y papel y cartón con 71,7%.

Le siguieron la producción de sustancias y productos químicos con 69,4% de utilización de su capacidad instalada, la producción de acero y aluminio con 68,7%, y la de insumos para la construcción con 67,5%.