LA CGT CRUZÓ A LOS INTELECTUALES QUE HABLARON DE «INFECTADURA» Y CALIFICÓ ESA IDEA COMO UNA «CANALLADA»

La CGT salió hoy al cruce de la idea de la «infectadura» que denunció un grupo de intelectuales y sostuvo que el término «es una canallada», al remarcar que no se puede denominar así a un «gobierno surgido por el voto libre y democrático».

Bajo el título «La democracia goza de muy buena salud», la central obrera emitió un comunicado en el que advirtió que «la proclama lanzada por un grupo variopinto de libres pensadores en relación al supuesto peligro que corre nuestra democracia no puede ni debe quedar sin respuesta».

«Es una canallada denominar infectadura» al gobierno surgido por el voto libre y democrático de más del 50 por ciento de los argentinos hace apenas seis meses», sostuvo la CGT, aunque en rigor Alberto Fernández se impuso en aquellos comicios con el 48,24 por ciento de los votos de acuerdo al escrutinio definitivo.

Los sindicalistas remarcaron que no evaden «ningún debate» y que «todas las opiniones son igualmente válidas», pero plantearon que «el único límite es el sistema democrático y el respeto a las autoridades legalmente electas».

«Los trabajadores junto al resto del pueblo en forma abrumadora nos pronunciamos en favor de un Estado presente luego de cuatro años de ausencia y abandono. Ese debate fue saldado en las urnas en pleno ejercicio de la democracia», insistió la CGT en el comunicado, firmado por sus dos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, además de sus secretarios de Derechos Humanos, Julio Piumato, y de Prensa, Jorge Sola.

La central sindical, a su vez, diferenció a este grupo de intelectuales de «los líderes de todos los partidos políticos con responsabilidad de gobierno», de quienes destacaron que «han brindado su apoyo a cada acción de gobierno y han actuado en consecuencia en cada uno de los distritos del país».

«El cuidado de la salud de los habitantes de la Argentina no es potestad de ningún partido o coalición de gobierno sino de todos y cada uno de los gobernantes a quienes le hemos delegado las facultades de gobierno», planteó la CGT.

Y finalizó: «El individualismo libertario debe expresarse con la responsabilidad cívica que la trascendencia de sus nombres propios les impone. La protección de la salud de los argentinos no puede ser debatida entre bambalinas ideológicas tendenciosas, ese es el terreno de los especialistas, y mucho menos arrastrar a la disputa a nuestro sistema democrático».

La carta que planteó la idea de «infectadura» para cuestionar el manejo que está haciendo el Gobierno de la actual crisis sanitaria por el coronavirus fue difundida el último fin de semana.

La misma llevó la firma de unos 300 referentes, entre ellos, José Sebreli, Santiago Kovadloff, Luis Brandoni, Daniel Sabsay, Lilia Puig, Luis Tonelli, Gabriel Palumbo, Liliana De Riz, Federico Andahazzi, Silvina Martínez, Daniel Sabsay, Maximiliano Carrillo, Marcelo Gioffre y Darío Lopérfido.