LA CGT REPUDIÓ «EL ESPIONAJE ILEGAL» Y PIDIÓ «SANCIONES SEVERAS» PARA LOS RESPONSABLES

 La CGT manifestó hoy su repudio «a las prácticas de supuestos espionajes ilegales» durante el gobierno anterior y reclamó «una investigación seria con sanciones severas» a los responsables de esas acciones.

«La Confederación General del Trabajo expresa su más absoluto repudio a las prácticas de supuestos espionajes ilegales realizados durante la gestión de gobierno del ex presidente Mauricio Macri y de las que fueron víctimas dirigentes políticos, sindicales, periodistas, académicos y referentes sociales», sostuvo en un comunicado.

Al respecto, la entidad de la calle Azopardo expresó su «solidaridad con quienes han padecido estas prácticas, que violan el más elemental derecho a la privacidad de las personas, vulneran las garantías constitucionales y atentan contra la democracia y el Estado de Derecho».

Además, la CGT manifestó su «apoyo al juez Federico Villena, a cargo de la causa», de quien dijeron que confían en que «llevará adelante las investigaciones que determinen las responsabilidades de todos los involucrados en la causa hasta las últimas consecuencias».

En ese sentido, señalaron que «el espionaje interno y las operaciones de inteligencia a ciudadanos y dirigentes políticos están prohibidos por la ley y constituyen un gravísimo atropello a la integridad personal».

«La CGT denunciará siempre estas conductas provengan de donde provengan, y reclamamos una investigación seria con sanciones severas a quienes las cometan», agregó en el texto firmado por «el Consejo Directivo».

Entre los sindicalistas supuestamente espiados figuran Hugo y Pablo Moyano, quienes hace años se alejaron de la conducción de la CGT y en los últimos días se presentaron a declarar ante la Justicia en el marco de la causa.