La cosecha de girasol en la cuenca del salado bonaerense concluyó con un rinde promedio de 22,4 quintales por hectárea

La cosecha de girasol en la cuenca del salado bonaerense concluyó con un rinde promedio de 22,4 quintales por hectárea, de acuerdo con un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La entidad bursátil indicó que las labores de recolección se concentraron sobre las regiones del centro y sur del área agrícola nacional, y la superficie cosechada hasta el momento ascendió a 1,6 millones de hectáreas.

“En paralelo, la recolección transita su tramo final en el centro de Buenos Aires con productividades que se ubicaron entre los 15 y 25 quintales por hectárea, y un rinde promedio que alcanzó los 22,6 quintales por hectárea”, resaltó el informe.

Respecto de los núcleos productivos del sur de Buenos Aires y La Pampa, la cosecha registra un avance de entre 78% y 95% en función de cada localidad, con rendimientos que variaron entre los 12 y 28 quintales por hectárea.

En tanto, se dio por finalizada la cosecha de la oleaginosa en el norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, por lo que el área remanente se concentra en su totalidad en el centro, sudeste y sudoeste de Buenos Aires; y en el sur de La Pampa, donde la cosecha mantiene un leve retraso en comparación a la campaña 2016/17.

El rinde medio del norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires finalizó en 25,5 quintales por hectárea, superando en 1,2 quintales por hectárea al recolectado durante el ciclo previo.

A su vez, la región acumuló un volumen total de 268.000 toneladas, aportando el 8% de la proyección de producción nacional