La empresa Orbith lanzó su servicio de conectividad de alta velocidad para llevar internet a zonas rurales

Orbth es un proveedor mayorista de internet satelital en banda Ka, que se emplea para transportar datos y sus servicios de conectividad residencial y corporativa proyectan llevar internet a zonas rurales y suburbanas, con velocidad de 200 megabits por segundo.

“Estamos muy entusiasmados y orgullosos de ser los impulsores de esta iniciativa, que creemos firmemente será clave para reducir la brecha digital en nuestro país”, señaló a Télam el gerente general de Orbith, Pablo Mosiul.

Subrayó que en Argentina “existen más de tres millones de hogares rurales y suburbanos sin servicios de internet de buena calidad y precio accesible, producto de las limitaciones de las redes terrestres de los operadores de telecomunicaciones tradicionales”.

Según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (Cepal), más de la mitad de los hogares de Latinoamérica y Caribe aún no cuenta con acceso a internet.

Además, ningún país de la región tiene al menos el 5% de sus conexiones con velocidades mayores de 15 megabits por segundo, cuando en los países avanzados este porcentaje es cercano al 50%.

Por otra parte, persisten las diferencias de penetración entre las zonas rurales y urbanas, llegando en algunos casos a superar los 40 puntos porcentuales.

“Orbith colaborará en la solución de esta problemática actuando como proveedor mayorista, brindando una solución llave en mano para que operadores y cooperativas puedan complementar sus redes actuales y expandir sus servicios hacia los mercados rurales”, destacó Mosiul.

En esos mercados, “la competencia es menor y la demanda es alta y se combina con los bajos costos y alta velocidad de despliegue de esta nueva tecnología, lo que permite desarrollar un modelo de negocios rentable, escalable y simple”, explicó.

El plan de Orbith prevé la operación de la totalidad de la capacidad en banda Ka provista en Argentina por el satélite español Amazonas 3.

El inicio de operaciones contempla a la provincia de Buenos Aires como punto de partida para luego ser extendido hacia otras regiones del país y el exterior.